5copas-paje-espadas-emperador-inv-lemat

Tarot Evolutivo: ¿Cómo puedo proteger mis energías de las envidias y de los celos de otros?

 

El 5 de Copas invertida parece una cara. Un corazón, un espejo, el corazón dividido…
Esta es la lectura breve de Tarot Evolutivo de la persona ganadora del sorteo del 13 de mayo.

Es una lectura de 3 cartas, abierta, que resultó muy sugerente y que expresa simbólica y visualmente a la perfección el problema que plantea la persona a la que se la hice esta semana.

 

¿Cómo puedo proteger mis energías de las envidias y de los celos de otros?

Esta es la pregunta que hace la consultante, muy bien formulada, y el tipo de cuestión que suele dar mucho juego para una respuesta amplia y completa.

 

Dos no se pelean si uno no quiere

Lo primero que me llega tras detenerme en las tres cartas de esta lectura es un mensaje muy claro.

Parece que percibimos que desde afuera nos hacen algo…
Probablemente de tus guías (que después te dan un mensaje directo), y como para que centremos la lectura en ese lema: «Dos no se pelean si uno no quiere».

Y vemos al 4, al Emperador, que se marcha, que elude la pelea. Quien manda, quien controla, decide que no va a entrar en el juego de la dualidad que traen las envidias y celos de ese Paje aspirante y de rango menor, que suspira por su puesto, por lo que tiene y que se ha ganado.

Sorprende también que de las dos figuras que aparecen, con energía masculina yang, ninguna se mira, se busca, como en actitud de pelea o enfrentamiento, tal y como sugiere la pregunta.

Parece que percibimos que desde afuera nos hacen algo, nos llega envidia, celos, una especie de ataque energético. Pero las cartas no muestran eso. Esas dos figuras no solo no se miran entre sí sino que no miran a esas 5 copas invertidas.

Apuntan hacia afuera, como si estuvieran a otra cosa, como si no fueran contigo. Como si realmente no buscaran esa pelea. Como queriéndonos susurrar una especie de «¿Seguro?.

 

Algo está del revés

Vemos de entrada que hay algo, una visión en el ojo del huracán y esas espadas, y en esas copas, algo muy consolidado como ese Emperador, en tus emociones y pensamientos que está del revés, a lo que habría que dar la vuelta para empezar.

 

Un cuadro cubista

cara-cubistaEl 5 de Copas invertida parece una cara. Un corazón, un espejo, el corazón dividido entre lo que cree y siente y lo que necesita cambiar y no es capaz todavía.

Al dejar los ojos sobre la carta se me parece así invertida un cuadro surrealista, una cara cubista en forma de persona.

En lugar de un corazón que se abre como esas flores en la posición derecha de la carta, que puedes ver debajo, se convierte desde la mente y la racionalidad excesiva y cuadriculada que representa ese Emperador invertida en una caricatura.

La escena y el cuadro cubista parecen decirte que, como en esta particular obra picassiana que forman esas copas del revés, esas emociones mal gestionadas con la mente dual que son esas espadas del Paje, te impiden ver desde ese corazón abierto desde el que deberías no analizar, sino
sentir esto que te preocupa.

Ese corazón invertido no funciona, deja a la mente dual que valore y analice desde ese 4 mal afinado y que producen ese cubismo o distorsión en la figura que representa ese 5 de copas invertida, ese corazón que desea ir más allá y que se repliega. Que desearía amar de
nuevo, pero no se atreve como ese Paje dudoso, celoso.

 

Verte en el espejo

«Quien se pica ajos come». Refrán popular.

La imagen invertida te sugiere que hay un espejo en el que mirarse en esta situación. ¿Qué significado tienen desde el espejo esa envidia, esos celos?

El 4 del Emperador está orgulloso, tal vez demasiado, de lo que se ha ganado, de lo que posee, y temeroso de perderlo.

Posee una abundancia o estatus que teme perder, y en ese temer y el miedo no se abre como le pide el 5 de Copas al compartir. Al fundar su obra social con su riqueza. Un corazón generoso y abierto a dar no teme nunca que le falte.

El sentir esos celos y envidias desde la distorsión es un temor disfrazado. A tener que abrirse y compartir. Solo desde ahí se teme la competitividad, el que nos quiten, el que nos miren mal.

Las dos copas de arriba parecen sus ojos, la del centro una nariz y una boca. El corazón que forma la carta en su centro se convierte del revés en una forma que sugiere una persona, algo humano. Y debajo otras dos copas del revés, sugiriendo dualidad y espejo.

 

Salir de la zona de confort para florecer y fluir con el cambio de paradigma

Las flores, que simbolizan ese brotar desde lo conocido y asumido en el 4 que vemos en el extremo también en el arcano mayor de IIII El Emperador, para ir un paso más allá hacia la renovación que te pide ese 5 de Copas se quedan hacia abajo. Como si en ese intento se marchitaran antes de florecer, como queriendo por el miedo que ese 4 en negativo o en sombra sugiere también las hiciera volver a su capullo, hacia adentro de la tierra, que es ese 4 también.

Hay una parte demasiado racional en ese 4 que se niega a abrirse a un nuevo paradigma más allá de lo que ya conoce. Se queda replegado en el tener y conservar y se pierde el renovarse en el dar, el refrescarse con lo nuevo que traerá el cambio.

No quiere arriesgar, y en ese no arriesgar se queda como está. Quiere gozar de las mieles de la libertad y la excitación del cambio y lo nuevo pero sin levantarse del trono que tanto le costó ganarse.

Quisiera las aventuras que promete el 5 pero el miedo a ser dañado le impide esa apertura. El 5 de Copas invertida desde esa figura surrealista nos deja una caricatura de lo que un corazón abierto podría ser en ese abrirse y estar receptivo.

Las copas hacia abajo son sangre que vuelve a la tierra, que se vacía, que se seca, en lugar de fluir desde ese corazón.

 

El deseo de apertura desde el estatismo

Y la cara formada por las 3 copas de la parte superior deja en esa dualidad una separación, la cara o las 3 copas y las otras 2 copas en la parte inferior. Un 3 que como el 5 es apertura y un 2, que como el 4 es estático. Un abrirse hacia afuera o replegarse ante el miedo a ser herida, desposeída, expoliada, dañada, abusada, no compensada o no correspondida como espera.

En esa cara 3+2 en lugar de como sería derecha, una progresión del 2 al 3, hay por contra invertida un ir hacia atrás, una insistencia en ese replegarse.

 

Cómo sería la imagen en posición derecha

 

emperador-pajeespadas-5copas-lemat

 

Así tendríamos las cartas en posición derecha. Donde el Paje de Espadas, aparece como alguien de aspecto poco seguro, es una carta que refleja una dualidad, una duda constante en lo relacionado con la forma de pensar. ¿Me atrevo o no me atrevo? ¿Es lo que creo o podría ser que no?
¿Desenvaino o envaino mi espada?

Su mirada como de reojo al Emperador, a la autoridad, a quien manda, sugiere esos celos o envidias que temes en tu pregunta. Este Paje parece envidiar el sillón, el trono del Emperador. Su estabilidad material, su buena posición económica, su estatus.

El Tarot es fantástico y siempre elige las mejores imágenes para ilustrar simbólicamente lo que se narra y lo que hay detrás como aprendizaje y espejo para el alma.

 

Conclusiones

La conclusión la veo, o más bien la siento muy clara: dos no se pelean si uno no quiere. Es decir, la pelea que nos interesa desde el enfoque del Tarot Evolutivo es tu pelea interna, tu lucha en ese abrir tu corazón como una flor y a la vez replegarte por temor a ser dañada, a que se aprovechen de todo lo que tienes para dar.

La pregunta reformulada quizá sería algo así:
¿Cómo puedo evitar la pérdida de energía que me genera el sentir que las envidias y celos de otros tienen poder sobre mí? ¿Y qué debo aprender sobre esto?
Aquí me llega un mensaje de tus guías para ti  mientras estoy escribiendo esta última parte a modo de síntesis:

 

Mensaje de tus guías

Pero, ¿de qué te sirve tener mucho para dar si lo guardas por creer que nadie lo merece y no lo entregas? Haz el amor y no mires a quién. Da con una venda en los ojos. Di un «te amo» al viento, «te doy todo lo que soy», con una venda en los ojos, con los ojos cerrados.

El amor les pertenece a quienes antes de pedirlo ya lo han dado.
Y así lanzarás desde tu corazón y la ausencia de juicio y de ego, de temor, un sentimiento puro y auténtico que se entregará sin buscar «merecedores», que se dará sin más, incondicionalmente.

Solo Dios sabe quién merece más que otro, solo la vida pondrá a cada cual en su lugar. Tu tarea no es la de juzgar a quien entregas y si merece recibir, tu tarea es la de dar, darte entera, tal cual.

Si te transformas y quitas esas capas de miedo a tu corazón, si sueltas todo eso, lo que lanzarás desde esos ojos cerrados y el ego bien callado será puro amor. Y desde ahí, ya nada tendrás que temer, querida, nada más que la plena abundancia en todas sus formas.

No dudes más, no cierres más puertas, la vida es de quienes se atreven a vivirla. El amor les pertenece a quienes antes de pedirlo ya lo han dado, porque eso es lo que son y sienten que son: puro Amor con mayúsculas.

Querida, sé flor, sé primavera, no te quedes en huevo roto. Brota, florece, siempre hacia arriba, jamás hacia abajo por miedo, como el avestruz simboliza con esa cabeza escondida en la tierra.

Sé valiente y generosa en el amar, y te estarás amando de paso también a ti. Desde ahí solo podemos esperar un incesante chorro de abundancia en todos los sentidos y en forma de infinito bucle. No dudes más, lánzate, enamórate, métete en el barro en la próxima lluvia y salta como una niña de nuevo hasta ponerte de tierra hasta arriba.

Nada más, querida nuestra, la vida es tuya si quieres vivirla. Pero desde el temor a perderla solo es vida malgastada, rácana, se queda pequeña. Sabemos que tú eres grande, fuerte y que te vales por ti misma. Comparte toda esa fuerza y esa grandeza con el mundo sin miedo y te aseguramos que no te arrepentirás.

Un fuerte abrazo de luz. Te amamos.

Tus hermanos del espacio (del corazón) 🙂

 

La mejor defensa es la no defensa

Desde ese corazón seguro y entregado, abierto, ya nada hay que temer. No hay dardo de envidia ni celos que pueda atravesarlo, ni siquiera acercarse. Cuando estamos en luz y amor y no en ego, dualidad y separación, las sombras, el mal de ojo, los ataques, pasan de largo, no nos afectan.

Cuando hemos comprendido para qué estaban en nuestra vida, qué lección le traían al alma, los trascendemos y desaparecen, o ya no tienen poder sobre nosotros.

Dos no se pelean si uno no quiere. Si entramos a la lucha al sentirnos amenazados ya estamos llamando al enemigo al decirle a la vida que estamos desde esa posición a la defensiva, preparados para un eventual ataque. La mejor defensa no es un buen ataque, como dicen, ni una buena defensa.

La mejor defensa es la no defensa, el saber y sentir que nada hay que proteger porque nada realmente nos pertenece sino que se nos presta. Y cualquier cosa que tengamos, desde sentimientos, pensamientos, dones y talentos o bienes materiales, se hace más grande en el compartir, siempre.

¿Cómo puedo proteger mis energías de las envidias y de los celos de otros?

Abriéndote al dar y el compartir sin miedo a ser dañada o no correspondida en todos los ámbitos de tu vida, sin miedo a que te quiten, a que usurpen lo que es tuyo. Considera el placer de ese compartir desde el corazón y aquellos que se acercan como espejo a desposeerte o que te envidian, aquellos que se aprovechan, pronunciarán su última frase en la escena y dejarán paso a quienes valoren tu nueva actitud y apertura.

Los que merodeaban se esfumarán y quienes vibren en el amor que tú eres desde esa nueva y renovada persona que se entrega llegarán para saber valorarlo y agradecerlo como se merece.

Espero de corazón que te sirva.
Un abrazo
Emilio Ramón 25-26/5/20.

 

Participar en el sorteo de lecturas mensuales

Únicamente te pido que te hayas suscrito al blog (la suscripción ha de estar confirmada o no sirve) y/o que hayas dejado un megusta en la página y una opinión de mis lecturas o contenidos en el apartado «Opiniones», de la página de Facebook.

Con esto me ayudas mucho a crecer y a que la gente que entre por primera vez a esta página sienta ganas de saber más.

Una vez hayas hecho esto me escribes un mensaje privado al formulario de contacto del blog o a Facebook diciendo si quieres participar en el siguiente sorteo de cada día 13 a las 20h que grabaré en vídeo en Facebook live. Y en cuál de los dos: Tarot o Sueños.

Te daré un número para el sorteo, y ya estamos en contacto por si ganas, para pedirte los datos para la lectura, que aceptas que comparta en este blog, la página de Facebook o Youtube, en caso de hacerlo en vídeo. Por supuesto sin dar nunca datos personales, como ves en esta lectura.

La participación está abierta hasta el día 12 de cada mes incluido. Si no te toca, puedes volver a participar el mes siguiente.

No puedes volver a participar si ya ganaste algún sorteo. En caso de querer profundizar te informaré encantado de mis sesiones, lecturas y consultas privadas, gracias.

 

Notas

*Imagen destacada del V de Copas invertida, Paje de Espadas invertida y IIII El Emperador invertida, Tarot de Marsella Lemat (Daniel Rodés-Encarna Sánchez). Foto, Emilio Ramón. © suikawari.com

**Detalle del V de Copas invertida, con el contraste forzado para dibujar mejor esa cara, extraído de la foto anterior.

***IIII El Emperador. Tarot de Marsella, Jodorowsky-Camoin.

 

Share: