serpiente-blanca-templo-chiang-mai

 

Al preparar las fotos de serpientes en los templos de Chiang Mai que vi hace poco más de un mes en Tailandia, siento que parece que las tomé hace mucho tiempo.

Es increíble cómo vamos pasando y quemando etapas en nuestra vida. Hace menos de dos meses era muy real, ahora pasó al recuerdo. Visité en Tailandia alrededor de una veintena de templos. Solo en Chiang Mai había más de 300.

Sueño con una serpiente blanca. Estoy con un niño en una habitación desconocida y hay una enorme serpiente blanca. No se le ve la cabeza. El niño me dice: “¡Mira, está enrollada sobre sí misma!».
Y tras el sueño de hace unas noches, sueño recurrente que he tenido en varias ocasiones en los últimos años, me doy cuenta de que no pasé por esos templos por casualidad.

Una parte de mí, la que conecta con el anhelo de elevación espiritual y que dicta este sueño, va poniendo afuera los escenarios que reflejan la inquietud interior.

En este artículo voy a diseccionar de nuevo un sueño que tengo muy claro lo que quiere decirme. No solo porque voy haciéndome con el código que utiliza mi inconsciente para hablarme a través del mundo onírico sino porque, como decía, se lleva repitiendo en estos años.

A veces, en lugar de serpiente era una oruga blanca, pero hablaba de lo mismo.

 

Sueño

Sueño con una serpiente blanca. Estoy con un niño en una habitación desconocida y hay una enorme serpiente blanca. No se le ve la cabeza. El niño me dice: “¡Mira, está enrollada sobre sí misma!”. Me llama la atención sobre su cerebro, que va hacia sí mismo (o algo así). Yo me asusto.

Pienso en poner música como de flauta o algo así, tipo espiritual, para que se vaya. De pronto la serpiente saca la cabeza y empieza a acercarse a mí lentamente, como con curiosidad. Le pregunto al niño si muerde. Parece que sí, pero no me queda claro y no sé por qué pero tengo miedo y el niño parece no temerla.

Quiero salir de la habitación, es muy estrecha, como cuadrada y pequeña. ¡¡¡Me quiero ir!!! Tengo miedo. Me despierto.

 

serpiente-blanca

 

Antecedentes del sueño

Como comenté en otros artículos de esta categoría, para interpretar nuestro sueño es esencial tener consciencia del momento previo a la entrada en el mundo onírico. ¿En qué estaba la noche, la tarde o el día antes de ese sueño?

Porque de ahí suele salir la preocupación que lo genera, y de ahí nuestro inconsciente tomará personajes y/o escenario. Lo que esa mente inconsciente quiere mostrarnos, amplificar y hacer grande de forma simbólica, para que captemos el mensaje a un nivel intuitivo, se relaciona siempre con algo reciente.

 

Deconstruyendo el sueño

Primero observamos los símbolos que más se repiten, para tener la clave de la interpretación. Y vemos que hay un contraste entre símbolos espirituales, como el de la serpiente blanca, la flauta y la música espiritual, en contraste con los que parecen simbolizar la mente y el ego: cabeza, cerebro, se enrolla sobre sí misma, habitación estrecha y cuadrada=mente estrecha, cuadriculada).

Si le unimos la sensación de miedo, algo que se repite (me asusto, ¡me quiero ir!, tengo miedo…), ya tenemos otra clave.

 

Símbolos uno a uno y posibles significados en relación al contexto que generó el sueño

Serpiente blanca=espiritualidad, kundalini, energía de iluminación, transformación.

(Vemos en la foto destacada como dos serpientes vigilan la entrada de los templos budistas. Esas dos serpientes que entrelazadas simbolizan esa energía kundalini que lleva a la iluminación).

Niño=mi niño interior, no asustado, no teme a la serpiente como yo, adulto. Volver a la mirada menos mental e inocente del niño, sin miedos ni expectativas, ayuda en ese proceso de conexión espiritual.

Habitación desconocida con el niño=¿hay algo inconsciente y desconocido en mi infancia que me da miedo y que me impide esa elevación?

cabeza-serpiente_wat-dok-euang-chiang-mai

Cabeza de serpiente en el Wat Dok Euang, Chiang Mai (Tailandia).

Cerebro, cabeza=la mente.

No se le ve la cabeza=serpiente, espiritualidad, sin cabeza, conflicto con la mente.

El niño dice: “¡Mira, está enrollada sobre sí misma!”. Me llama la atención sobre su cerebro, que va hacia sí mismo=la mente, el ego.

En contraste con el mirar hacia dentro que hace la serpiente y que simboliza lo espiritual. En esta serpiente la mente no parece visible, hasta que mi miedo la trae hacia mí.

Me da miedo cuando saca la cabeza y la dirige curiosa hacia mí. Tengo miedo de que mi mente esté entorpeciendo la tarea espiritual, la conexión con lo divino.

Me asusto, tengo miedo, ¡me quiero ir!=me da miedo y evito involuntariamente, pese al anhelo de progreso, esa transformación o elevación espiritual.

Habitación cuadrada y estrecha=estrechez mental, mente cuadriculada.

 

Conclusiones

Para mí el sueño está claramente conectado con una canalización que intenté esa tarde antes del sueño, y que resultó fallida.

Por ese temor no puedo salir de esa mente cuadriculada, esa habitación.
Fue frustrada por el miedo que tengo a que interfiera mi mente, o por mi mente interfiriendo con sus miedos y desconfianza.

No confío en esa serpiente, en esa capacidad, y al asustarme, acabo desconectando y dejando entrar de nuevo la mente.

La cabeza de la serpiente se enrolla hacia sí misma. ¿Es mirando hacia ella misma donde encontrará la respuesta?

Me mira curiosa, se acerca como diciendo que no muerde, pero la temo. Por ese temor no puedo salir de esa mente cuadriculada, esa habitación.

 

Conclusión

Miedos y estrechez mental me impiden progresar en el tema espiritual. La clave está en esconder la mente como hace la serpiente, en llevarla hacia adentro.

 

Actualización

*Recojo y agradezco una aportación del psicólogo especialista en el mundo de los sueños Antonio Calderón Zambrana, de quien aprendí mucho de lo que sé sobre el tema.

Serpiente blanca enrollada: tiene que ver con lo espiritual, como decía, pero la serpiente enrollada aporta un componente de acecho, de algo que vigila o acecha. Podría hablar también de miedo a ser interferido, por falsos guías, por ejemplo. Acecho en el plano espiritual.

El niño puede hablar también de un proyecto nuevo. Quizá en este caso el libro que se relacionaba con la canalización que hice y que fue frustrada.

La habitación simboliza una parte de nosotros que desconocemos. Aunque en este caso, para mí se refiere a la mente, esa mente cuadrada, estrecha, que puede interponerse en la conexión con la dimensión espiritual.

 

¿Quieres saber más?

Este artículo que escribí hace un tiempo puede aclararte algunas dudas sobre el tema de los sueños. También puedes visitar la categoría Sueños del blog y leer otros relacionados.

 

Cómo descifrar con el Tarot el mensaje de un sueño que apenas recordamos

 

*Imagen de serpiente blanca: cedida por SessaPhotos en Pixabay
**Imagen destacada de serpientes blancas en el templo de Chinag Mai de Wat Inthakhin Sadue Muang (Chiang Mai, Tailandia), por © Emilio Ramón. Tomada el 18-9-19.
***Imagen de boca de serpiente en el templo de Wat Dok Euang (Chiang Mai, Tailandia), por © Emilio Ramón. Tomada el 17-9-19.

Share: