aunque-pinten-bastos-mensaje-angeles-suikawari

 

La luz debe ser la tonalidad imperante en esta obra maestra que entre todos pintáis y creáis. Una obra que es vuestro mundo. Vuestra amada madre Tierra es solo el lienzo que se os presta para que pongáis con vuestra paleta lo mejor de vosotros mismos.

 

Y el mensaje ++ de nuestros Ángeles + y guías ha salido a partir de la carta del VIII de Bastos, que luego más abajo te comento.

La expresión «Pintan bastos», para quien no me lea desde España, es una expresión coloquial que se refiere a un momento duro, que parece o pinta que va a empeorar. De esos en los que parece que la vida será un recibir bastos, bastonazos, golpes.  Y con esto empieza este precioso mensaje de hoy.

 

Mensaje de Suikawari: Y aunque pinten bastos…

Y aunque pinten bastos, querido, querida, solo son eso, pinturas, colores de la paleta. Una paleta infinita como ese 8 que aparece en la carta de bastos.

No olvidéis que son colores, como decimos, con los que pintar una realidad u otra. Una obra que reside en vuestras manos, y en eso queremos concentrarnos hoy en este mensaje.

 

las-meninas-diego-velazquez

«Las meninas». Diego Velázquez. 1656.

 

Sois artistas de vuestro destino

Porque sois artistas, tampoco debéis olvidar esto, artistas de vuestra existencia y vuestro destino.

 

¿Veis el arcoiris completo y toda la gama disponible a partir de él?
Sois los Velázquez del mundo ante el espejo y vuestras Meninas, ante los Reyes del Mundo. Ante ellos, tenéis la oportunidad de pintar un cuadro nuevo, o seguir retratando, colaborando a perpetuar una familia de reales desconocidos, que nada tienen que ver con vosotros.

El pincel, vuestro arte sanador, debe concentrarse ahora en el espejo. En colorear de verde y de esperanza todo aquello que aún está en blanco. En apreciar y dejar salir esos contraluces que también son parte de la obra, pero no olvidar jamás que la luz debe ser la tonalidad imperante en esta obra maestra que entre todos pintáis y creáis.

Una obra que es vuestro mundo. Vuestra amada madre Tierra es solo el lienzo que se os presta para que pongáis con vuestra paleta lo mejor de vosotros mismos.

Observadla como haría ese Velázquez. ¿Cuántos colores hay en ella? ¿Veis el arcoiris completo y toda la gama disponible a partir de él? ¿Veis la posibilidad de pintar y acariciar la idea de un nuevo día que sale tras la lluvia y las nubes de tormenta en ese arcoiris? ¿O solo tenéis negro, marrón, gris, blanco…?

 

¿Seguir pintando en blanco y negro?

¿Qué vais a pintar? ¿Seguiréis pintando esa fotografía en blanco y negro de buenos y malos a la que estáis ya tan acostumbrados? ¿O vais a empezar a ver vuestra paleta como algo que puede y debe transformarse en infinito y color?

Visualizaos: ¿dónde queréis exponer, exponeros como lo que sois?
 Nada puede deteneros si os ponéis a la tarea y empezáis con vuestra propia obra de arte. Porque sí, repetimos y repetiremos cuanto haga falta, sois los artistas de vuestra existencia.

Pensad por un momento en qué galería queréis estar cuando vuestra pintura esté lista. Porque, al final, será parte de una muestra, de una exposición colectiva que afectará a los ojos y corazones de muchas personas que visiten ese lugar que habéis participado a crear.

 

La oreja de Van Gogh y la otra oreja

Fijaos si tiene importancia este momento. Visualizaos: ¿dónde queréis exponer, exponeros como lo que sois? ¿En un cuartucho donde ya no cabe nada más, donde os ahogáis entre sollozos como aquel Van Gogh que no vendía un cuadro, mientras os cortáis la otra oreja? No parece un escenario muy halagüeño, ¿verdad? 🙂

Tomaos esto con humor, ¡alegría!

 

noche-estrellada-van-gogh

«Noche estrellada», Vincent Van Gogh. 1889

 

Existe la posibilidad de que vuestra obra sea llevada desde el muro de una calle a miles de personas que la disfruten al pasar por ella. Si sois buenos, si ponéis todo vuestro empeño, quizá os exponga el Cielo en el mayor de los museos, o tal vez no.

Pero dónde acabe vuestra pequeña gran contribución no es realmente importante, sino qué pongáis en ella, porque encontrará su sitio, de eso no os preocupéis.

Y desatará elogios e iras a partes iguales. Aquellos que se empeñen en ver en blanco y negro desde sus gafas de sol mal graduadas no soportarán la luz de vuestro cuadro, o tal vez se engancharán en analizar el marco y su acabado, y se perderán la esencia.

No os importe, porque si ya salisteis de ese modo Van Gogh, si ya no estáis en el cuartucho cortando nada, deprimidos, sino pintando en los parques y las calles, descuidad, que muy pronto empezaréis a ver el impacto en el mundo a través de los ojos y corazones ajenos.

 

No os conforméis con menos

Sed artistas de vuestro destino. Sed responsables de vuestro potencial y paleta infinita y no os conforméis con menos. Sois creatividad, deseo y chispa, energía al servicio del mundo, sois perfectos. Y no, repetimos, no os conforméis con menos.

De nuevo también: ¿Que pintan bastos? ¿Que afuera no dejan pintar en las paredes? Pintad desde donde estéis, y escribid la palabra amor en el corazón de alguien.

¿Que a los niños no les dejan pintar lo que quieran en los colegios? No os preocupéis, que más ganas de ser artistas van a tener y más amor acumulado para hacer rodar el mundo que han venido a cambiar.

No os preocupéis por ellos ni por este mundo, por la Tierra. Solo por qué estáis haciendo vosotros, cada uno, para pisarla con más respeto, para caminarla con más amor, para saludar con abrazos a cuantos peregrinos os crucéis a partir de ahora y no con reproches.

 

y-aunque-pinten-bastos-cita-emilio-ramon-suikawari

 

Somos únicos

Basta de competitividad. Los colores son infinitos, y la combinación de vuestra paleta, los pinceles y el grosor, nadie los tiene iguales. Pintad, cread, sed perfectos y sentíos perfectos en esa infinitud.

Nadie mejor que vosotros puede vivir vuestra película, vuestra historia, nadie puede pintar mejor que vosotros ese cuadro de vuestra vida. Y con él decorar el nuevo mundo o saturar el viejo, que parece estar negándose al arte puesto que algo que está agonizando, muriendo, ya no necesita de más florituras, sino terminar de disolverse.

 

El juego de los bandos

Dadle fuerza y color pues a lo que estáis por construir, y no temáis más, que los bastos se transformarán desde vuestros corazones en copas y caricias a la que os descuidéis.

Sed hijos, artistas de vuestro camino, y hacedlo con amor, rimando con color, con humor, jamás con temor.
Dejad de sufrir por cómo aprieta la soga de quienes se ahogan con ella creyendo que os atrapan más fuerte, porque desde el blanco y negro nada tienen que hacer en este nuevo mundo mágico de colores.

Pero, por favor, no olvidéis que si caéis de nuevo en el juego de los bandos, del blanco y negro, jamás podréis acabar vuestra obra, ni escucharla aclamada, puesto que habréis perdido una oreja como aquel triste artista, o las dos. Tal vez también los ojos.

Solo desde la luz, desde el color rojo del amor y ese corazón podéis pintar como Dios, puede él pintar a través de vosotros. Dadle la oportunidad.

¿Le negaríais ese deseo a un padre? Sed hijos, artistas de vuestro camino, y hacedlo con amor, rimando con color, con humor, jamás con temor. Vosotros sois los artistas, los poetas, y en vosotros el lienzo se presenta lleno de posibilidades, el papel lleno de rimas por hacer.

Haceos conscientes del poder que tenéis en este cambiar y transformar el mundo desde vuestras pequeñas grandes decisiones. El sol brillará mañana de la misma manera que siempre, pero cómo luzca la Tierra y la cantidad de rayos que aproveche, eso depende de vuestro pincel.

Queridos, queridas, es la hora. ¡A la tarea!
Os amamos.

Suikawari.

 

El 8 de Bastos

Justo después de este mensaje una amiga me manda una aplicación para ver cuadros a partir de un color. Cientos de obras clasificadas por tonalidades 🙂 Confirmando la autenticidad de lo recibido con una especie de: «Dios lo quiere». Y por si fuera poco, en Facebook otro contacto cuelga luego un recuerdo de unos cuadros que hizo hacía tiempo. Qué oportuna sincronicidad.

El VIII de Bastos es la perfección de este palo. El infinito de posibilidades creativas llegando a su culmen.

Los bastos nos hablan del deseo y la chispa que encienden cualquier proyecto. Representan la energía sexual-creativa. Y de todo esto nos hablan los guías en este mensaje a partir del arcano.

 

Pintan bastos

Los bastos también representaban en la Edad Media al pueblo rudo y ahora al que recibe los palos de los oros o realeza. Las espadas se pueden asociar también a la nobleza y las copas al clero.

Todo en el mensaje alude a la carta que le sirve de excusa.
Como decía al principio del artículo, los guías usan esta expresión en un guiño a la carta que inspira el mensaje. Y también a la situación de represión actual que vive el mundo, y que se empeña en llevarnos hacia una dictadura global que está destinada a morir antes de ser siquiera implantada.

Encontramos también que esta expresión rima con una acepción de la palabra «pinta», según el diccionario de la RAE:

Señal que tienen los naipes en sus extremos, por donde se conoce, sin descubrirlos por entero, de qué palo son.
Así que es increíble una vez más cómo todo en el mensaje alude a la carta que le sirve de excusa.

 

Notas

*Foto destacada y del artículo: arcano menor del VIII de Bastos, del Tarot de Marsella, Baraja Jodorowsky-Camoin, por Emilio Ramón. © suikawari.com.

**Cuadro de «Las Meninas», Velázquez, web del Museo del Prado. Enlace en la foto.

***Cuadro de «Noche estrellada», Van Gogh, web salironarte.com. Enlace en la foto.

+Puesto que no me dan nunca nombres, identifico cariñosamente a nuestros Ángeles y guías con el nombre de Suikawari.

++De nuevo, el mensaje que me llega de un tirón, lo parto y estructuro con títulos para que sea más legible en el blog.

Share: