el-colgado-tarot-marsella-baraja-lemat

 

¡Amor, legiones! ¡Sí, legiones de Ángeles capitaneados por sus Arcángeles están ahora lloviendo sobre la Tierra! No va a quedar nadie sin sentir ese amor. ¿Lo tomará? Depende de cada uno soltar, renunciar a lo que fue parte de una ilusión necesaria o transmutarlo para seguir adelante. ¿Logrará la humanidad soltar el lastre de ese globo en el que sentimos tan fuerte que ya se eleva?

 

Lloras, querido escribiente, lloras de amor y de alegría. En tus lágrimas se puede destilar tanto amor en este momento…
Y hoy, nada más barajar las cartas para sacar la que inspiraría a nuestros Ángeles y guías, de pronto rompo a llorar de emoción al sentir la energía y el amor que me embarga con la presencia de los seres que no puedo ver pero sí sentir. Y con esta música preciosísima de fondo. Se trata del Agnus Dei,  de Samuel Barber, en versión del New Oxford College Choir.

Suena para irme preparando, y durante toda la canalización. Te recomiendo ponerlo de fondo para leerlo. Este es el principio del disco, pero lo he llorado absolutamente todo, te lo aseguro. Tanta era la emoción y el éxtasis.

También nuestros guías, en el final del mensaje, utilizan esta metáfora que ya me había venido esta mañana, quizá inspirada por ellos, o la aprovechan hoy que la tengo en mente. Esto es lo que escribí por la mañana para ilustrar la foto del parque infantil aún precintado:

Lo que nos lleve a la confusión, al miedo, no será verdadero, sino una ilusión. En tiempos de secuestro y mentiras la contraseña para acceder a la verdad ha de ser: «AMOR». Lo que no nos mantenga en ese estado natural nos estará mintiendo sin ninguna duda.

la-clave-amor-emilio-ramon-suikawari

 

Y el mensaje ++ de nuestros Ángeles + y guías ha salido a partir de la carta de XII El Colgado, que luego más abajo te comento.

 

Mensaje de Suikawari: Soltar el lastre

¡Alegría, querido hermano, hijo pródigo, hija querida! ¡¡¡Estás de vuelta!!! Ya no hay muerte, ya no hay dolor, ya solo amor.

Estamos con vosotros más que nunca, no os olvidamos, jamás lo hicimos.
Lloras, querido escribiente, lloras de amor y de alegría. En tus lágrimas se puede destilar tanto amor en este momento… Solo, y nada más, aquel que ya reside en ti y que ahora te ayudamos a reconocer a flor de piel.

A todos vosotros, queridos hermanos, queridas hermanas:

El tiempo del dolor, del encierro, de la esclavitud, está pronto a terminar. Legiones de Ángeles se encaminan hacia vosotros para daros una caricia en cada pequeño quehacer cotidiano. ¿Sentís esa energía de amor, esas ganas de llorar como quien transcribe estas palabras?

Estamos con vosotros más que nunca, no os olvidamos, jamás lo hicimos. Solamente dejamos que algunas cosas que también pedisteis experimentar sucediesen, y que todo fuera llegando a su debido tiempo.

¿Cómo vuestro Padre generoso, amadísimo, iba a permitir que os ocurriese una eterna desgracia? Solo fueron pruebas que, por cierto, estáis superando muy bien, queridos. Muy, pero que muy bien.

 

Legiones de Ángeles

¡Amor, legiones! ¡Sí, legiones de Ángeles capitaneados por sus Arcángeles están ahora lloviendo sobre la Tierra! No va a quedar nadie sin sentir ese amor. ¿Lo tomará?

Depende de cada uno soltar, renunciar a lo que fue parte de una ilusión necesaria o transmutarlo para seguir adelante.

¿Logrará la humanidad soltar el lastre de ese globo en el que sentimos tan fuerte que ya se eleva?

Aquí estamos para ayudaros en esa tarea, en ese esprint final. Sabemos que podéis. Somos muchos, muchísimos, ¡no sabéis cuántos! ¡Amamos todo cuanto se pone a nuestro paso, abrazamos con nuestra luz a cada pequeño ser que haya en la Tierra, a todos los seres!

¡Dejamos un rastro de luz a nuestro paso! ¡Agarraos, queridos, a nuestra cometa! ¡Por favor!

 

angeles

 

El flautista de Hamelín versus el Reino de Dios

Venid con nosotros y dejad a ese flautista de Hamelín que os quiere engatusar con su melodía. Dejadlo que siga su camino. Porque hasta ahora fue el antagonista perfecto en esta obra, pero ya le quedan pocas frases que decir.

Las estrellas, las de verdad desde el firmamento, saben cuándo toca entrar en escena.
Os lo venimos anunciando desde hace ya tiempo. El reino de Dios ha llegado para quedarse en la Tierra, y desde vuestros corazones se os invita de nuevo, una vez más a hacerlo fuerte, a sentiros parte de él. ¡Alegría, alegría!

¡Que no paren de sonar las trompetas! ¡Porque ya está, porque estamos sobrevolando en forma de haces de luz y de colores todo vuestro espacio!

Dejad que los satélites también lo hagan, cumplirán su función. Y no os importe más si son estrellas verdaderas o si no. Las estrellas, las de verdad desde el firmamento, saben cuándo toca entrar en escena y cuando su luz verdadera (y no la de ese falso Monte Santo llamado Hollywood), debe decir su frase en esta gran historia.

 

No desfallezcáis

¡Alegría, alegría! No desfallezcáis, pues todo el universo está pendiente de vosotros en este instante.

Sois la gloria del mundo, sois los guerreros de la luz, armados de corazones y no de corazas.

Os amamos, y desde ese amor que os damos os invitamos a expandirlo por toda la faz de la Tierra. No os quedéis con un solo gramo de ese amor. Dadlo entero. Que se os retornará más y multiplicado.

Que no, que no sufráis más, que estamos con vosotros, con vosotras. ¿Podeis vernos, sentirnos?

Cada vez que lloréis de emoción sin saber por qué, sin motivo, como quien transcribe entre lágrimas estas palabras, cada vez que os emocionéis ante la maravilla de esa nueva puesta de sol, ante el vuelo grácil de ese colibrí, de ese gorrión, ante la brisa que acaricia vuestra piel, recordad que ahí estamos nosotros, y Dios Padre lo está también en forma de mensaje, todo el tiempo.

 

María, madre de todos los hombres y mujeres, Jesús…

Os animamos desde María, la Madre de todos los hombres, a tomar de la mano a cada hermano, a caminar juntos por siempre, a crear una sociedad de colaboración, de hermanamiento en la que nadie quede más desplazado.

Que nada ni nadie os lleven más a ese sentimiento de desesperanza, de separación.
¡María, María, María!, canta el coro. María os ama, queridos, y Jesús se ríe ahora con todos vosotros, pero no afuera, ni en un lugar lejano, no en ninguna estampita, sino dentro de vuestros corazones. Es ahí dentro donde debéis buscarnos, a todas las caras de Dios, a todas las caras del Amor.

Qué más da, ya os lo hemos dicho otras veces, si veis ángeles, o si veis a Jesús, o a Dios, o al Universo, o a Shiva, a Yogananda, a Buddha, a Alá o a pura energía.

En cada uno de esos pequeños momentos de gozo y de agradecimiento por esta existencia estamos todos, todas esas caras de Dios, todos esos nombres de Dios.

Que nada ni nadie os lleven más a ese sentimiento de desesperanza, de separación. Que ningún ego os haga dudar de estas palabras, porque no son palabras sino amor traducido de la mejor manera que se ha podido en este momento para que llegue a más personas.

¡Qué le vamos a hacer, el teletipo del Cielo traduce como puede, y no siempre a gusto de todos, Jajajaja! 🙂 Pero sabemos que sabréis destilar entre esta arenga toda la maravilla de la que os queremos hacer hoy partícipes. Y desde el humor, desde el amor, siempre, y que no falte.

 

Despedida

Os amamos, de hecho hoy poco más debe decirse, que os amamos, y que lo repetiremos las veces que haga falta. No más esclavitud, no más encierro. Pero antes, debéis dejar de sentiros esclavos y reconectar con vuestra libertad. La llave, la clave, la contraseña, el AMOR.
¡¡¡Hasta siempre, queridos hermanos!!!!

Suikawari

 

mensaje-de-los-angeles-soltar-el-lastre-emilio-ramon-suikawari

 

XII El Colgado

Este arcano mayor número 12 nos habla de parada, encierro (la carta sugiere además tortura, atadura, período duro), parto o gestación, justo el tiempo del que debemos salir cada uno de nosotros tras la introspección a la que nos obliga para mirar adentro.

El trabajo interior que debemos haber hecho para soltar ese lastre.
Porque el «con-fina-MIENTO» no terminará si no hacemos cada uno de nosotros el trabajo personal de liberarnos de esta prisión ilusoria. El 12 del Colgado es también desapego, renuncia voluntaria, sacrificio.

El trabajo interior que debemos haber hecho para soltar ese lastre del que nos habla el mensaje y elevar nuestra consciencia y espíritu, de cara a la ascensión en la que la Tierra y la humanidad están inmersas.

En estos artículos puedes leer más aproximaciones sobre esta carta.

 

12-21 El Colgado – El Mundo: Soltar por un bien mayor

En este artículo ya te hablé de la relación de estas dos cartas.

Y de que, para llegar al mayor bien y al mayor éxito y realización que se da en el 21 del Mundo, primero tenemos que soltar y desapegarnos en el 12 del Colgado. 

 

el-colgado-tarot-marsella

El Colgado. Tarot Marsella.Jodorowsky-Camoin.

El Mundo. Tarot Marsella.Jodorowsky-Camoin.

 

Ambas cartas suman el 3 de la apertura, o el «desconfinamiento», pero no puede haber primavera si la lluvia que todo lo limpia no ha regado previamente las flores.
Este no-tiempo que estamos aún viviendo y, del que empezamos a desatarnos progresivamente, está perfectamente simbolizado por este 12 y El Colgado. Así estamos, atados de pies y manos, ante una oportunidad de ir hacia adentro y empezar a comprendernos, conocernos, sanarnos, mediante el perdón a los demás y a nosotros mismos, a todo nuestro árbol genealógico, no solo de esta vida sino de vidas pasadas también.

Cuando hablo de sanar, hablo del máximo posible. No hay elevación, ascensión de ese globo que representa el planeta Tierra, si antes no soltamos el lastre de todo lo acumulado y que ya no sirve.

La carta de XXI El Mundo muestra justo el reverso en cada detalle, la purificación, el éxito y la victoria, la alineación con el mundo, la tierra y sus cuatro elementos. Representa el final exitoso del alma tras cumplir su misión o estar preparada para cumplirla, para encaminarse hacia la última parte de su viaje ya con otro nivel de consciencia, ya sanada. Aquí te hablé de esta carta también.

De este modo, lo que sugieren los Ángeles y guías en este mensaje y a través del Colgado, es una necesidad de desapego en este tiempo 12, y de hacer los deberes, si queremos subirnos a ese nuevo mundo del 21. No queda otra.

Ambas cartas suman el 3 de la apertura, o el «desconfinamiento», pero no puede haber primavera si la lluvia que todo lo limpia no ha regado previamente las flores.

 

Notas

*Foto destacada y del artículo: arcano mayor XII El Colgado, del Tarot de Marsella, Baraja Lemat (Rodés-Sánchez) por Emilio Ramón. © suikawari.com.

**Foto de parque infantil precintado, por Emilio Ramón. © suikawari.com. Tomada en Cariño (La Coruña), el 6-5-20.

***Foto de Ángeles dorados, por Couleur en Pixabay

****Arcanos mayores El Colgado y El Mundo, del Tarot de Marsella Jodorowsky-Camoin.

+Puesto que no me dan nunca nombres, identifico cariñosamente a nuestros Ángeles y guías con el nombre de Suikawari.

++De nuevo, el mensaje que me llega de un tirón, lo parto y estructuro con títulos para que sea más legible en el blog.

Share: