casa-dios-luna-suikawari

 

Puede ser aquel capricho que tu niño interior te lleva pidiendo mucho tiempo. Pero no desprecies la posibilidad de que aquello que a tu alma verdaderamente le haga feliz sea aquel perdón pendiente.

 

Acabo de canalizar y veo de nuevo las cartas que he sacado previamente para nuestros Ángeles. Siento la grandeza en este ejercicio y vuelvo a agradecer estos mensajes preciosos.

Más abajo comentaré sobre las cartas que han inspirado estas palabras y sobre estos guías y maestros. Quiero dejarte cuanto antes con el mensaje que pedí para hoy++.

 

Mensaje de Suikawari: Lánzalo al viento

No tengas prisa, querido amigo, querida amiga. Porque la prisa jamás fue buena compañera. Entre todas la cosas que puedas hacer hoy, pon y selecciona como prioridades aquellas que te hagan feliz. Sí, como lo oyes, no aquellas que te vayan a dar o te estén dando de comer, sino aquellas que te hagan feliz.

Es importante que tomes consciencia de esto. Por cosas que nos hagan felices podemos estar hablando de un trabajo, una tarea que desempeñamos habitualmente, o algo que desde hace tiempo vamos postergando y que siempre deseamos hacer. Un viaje, un poema, un regalo para otra persona, un perdón, una pregunta…

 

aventura-felicidad

 

Hay tantas cosas grandes (pequeñas según se mire) que hoy, ahora, pueden ser la clave para empezar a dar pasos en una nueva dirección hacia nuestra feclicidad, que no somos realmente a veces conscientes de ellas.

 

No tengo tiempo…

Hay tantas cosas que podemos hacer y en las que jamás reparamos en esta vida tan llena de estímulos, de emociones, sin tiempo…. ¿Sin tiempo?, ¿para qué? «No tengo tiempo», decimos muchas veces…

¿No tengo tiempo para decirle a mi pareja que la quiero, a mi madre, a mi padre?

Ah, pero es que me hicieron esto o aquello… ¿Y? ¿Cuántas cosas tú les hicieste de las que no eres consciente ni la mitad? No se trata de qué os hicisteis, sino de tomar la iniciativa en algo esencial si queremos cambiar de verdad el rumbo de nuestra vida.

Eso que realmente puede hacernos felices, y de lo que hablábamos al principio, puede ser cumplir un viejo sueño inalcanzado. Sí, ese viaje al fin del mundo, con alguien a quien amas, o en soledad, para descubrirte, para amarte más tú.

 

El perdón

Puede ser aquel capricho que tu niño interior te lleva pidiendo mucho tiempo. Pero no desprecies la posibilidad de que aquello que a tu alma verdaderamente le haga feliz sea aquel perdón pendiente. ¡No, no el que te deben, sino el que tú debes pedir! ¡Hoy hablamos de ti! ¿Entiendes? Pero es que me dijeron, pero es que me hicieron, y blablabla…

Sí, eso ya lo sabemos. Pero de nuevo te pedimos que escuches a tu alma, y saques desde el fondo de tu inconsciente y de tu alma aquello que no te deja vivir en paz, aquella voz que desde la puerta trasera te pide entrar en casa desde hace mucho, y a la que un día decidiste no escuchar.

¡Se trata de tu alma! ¿Qué más importante puede haber que escucharla, si es con quien llevas viajando media eternidad?

 

Las cosas importantes

La cosa más importante hoy puede ser ese algodón de azúcar, ese globo azul que tu niña quiere hoy, ese baile en una feria… También ese perdón, ese agradecimiento que pueden marcar la diferencia en tu vida de hoy en adelante.

 

niña-sonriente-algodon-azucar

 

Hazte una lista. Piensa… ¿Le guardo a alguien algo desde hace tiempo? Suéltalo en cuanto lo detectes.

¿Está todo bien con mi familia? ¡Arréglalo, empieza cuanto antes con un pequeño gesto!

Hoy, ahora, di solemne y sin vergüenza: Te amo, te perdono, ¿me perdonas? Te agradezco. Vamos… seguro que tienes a alguien.

¿Está muerta esa persona? ¿No quiere saber de ti? Hazlo para ti, lánzalo al viento, que sabrá ser el mejor cartero y llevar la carta en el momento perfecto. Pero haz tus deberes tú, hoy, ahora, y escribe la carta de tu vida para aquellos que realmente son y han sido importantes.

Te deseamos suerte en la tarea, y te enviamos un gran beso y un fuerte abrazo lleno de luz. ¡Ánimo y coraje! ¡Te harán falta! 🙂

Te queremos. Tus amigos invisibles.

Suikawari

 

XVI La Casa Dios – XVIII La Luna

La primera carta que saco es XVIII La Luna, que me pide otra con su mirada al pasado, al fondo de la cuestión. Sale XVI La Casa Dios.

 

lanzalo-al-viento-suikawari

 

Nos hablan hoy de bucear en nuestras emociones, de soltar y sacar aquello que llevamos dentro, nuestra sombra, nuestro enfado, rabia, emociones atrapadas, cosas guardadas en el inconsciente, y que nos sugiere esa figura de La Luna.

Y convertirlas en celebración tras esa catarsis necesaria en La Casa Dios.
También de mirar adentro de nuevo, en otra carta que implica cambios drásticos, de esos que la vida nos forzará a tomar si no sale de nosotros, pero de forma más virulenta al haber dejado tanto tiempo todo eso pendiente. Nos habla de expulsar, ruptura de esquemas y actitudes enquistadas.

Aunque duela, pero soltar y expulsar demonios, malas historias… Y convertirlas en celebración tras esa catarsis necesaria en La Casa Dios. Viajar hacia el fondo de nuestra humanidad más profunda para encontrarnos con Dios y su amor infinito en ese perdón, en ese agradecimiento y ese liberarnos con el gesto que se nos pide.

¡Gracias, gracias, gracias!

 

Sobre los seres que se acercan a darme sus mensajes

Hoy percibo en las palabras del ser que se acerca un tono un poco diferente al de los tres anteriores. Igual de amoroso, pero que quizá en su entusiasmo pueda sonar algo más áspero o apremiante en algunos momentos.

Todo para que no nos distraigamos y se pierda lo que nos quieren transmitir entre la fascinación y la curiosidad por si venían con alas o con túnicas blancas…
Recientemente, al preguntar por esto, me dijeron que suelen ser varios los seres que hablan en estos mensajes, incluso puede ser que en el mismo se turnen. Yo de eso no estoy seguro pues no puedo verlos ni oírlos, solo recibir sus palabras de forma telepática y la energía positiva y amorosa que siempre me dejan y me transmiten con su presencia y su sabiduría y a la vez jovialidad, buen humor…

Generalmente distingo las diferencias en su tono, en la forma de expresar algunas cosas. Pero no siempre. Aún así para ellos lo importante es el mensaje, y cada vez que me pregunto por quién habla en cada momento le restan importancia y me dirigen de nuevo al valor de la enseñanza. Todo para que no nos distraigamos y se pierda lo que nos quieren transmitir entre la fascinación y la curiosidad por si venían con alas o con túnicas blancas…

Y es que la misión de nuestros guías es alentarnos a ser mejores personas, a cumplir nuestros propósitos, ayudarnos a crecer y a despertar, y sobre todo animarnos y dejarnos claro que están con nosotros, apoyándonos, amándonos siempre. Pero como nuestros padres o nuestros profesores, a veces uno es más dulce y otro más directo.

 

Si quieres leer más mensajes como estos puedes hacerlo en las categorías de Canalizaciones y de Registros Akáshicos. Y en la etiqueta de Mensajes de los Ángeles.

¿Quieres una lectura de Tarot Evolutivo o de Registros Akáshicos conmigo? Escríbeme al formulario de contacto o en Facebook y te informaré encantado.

 

Notas

*Imagen destacada (e imagen con extracto del mensaje) con los arcanos mayores del Tarot de Marsella XVI La Casa Dios y XVIII La Luna, del Tarot restaurado por Encarna Sánchez y Daniel Rodés, baraja Lemat. Foto, © Emilio Ramón, suikawari.com.

**Imagen de chica feliz, por Pexels en Pixabay

***Imagen de niña con algodón de azúcar, por Sylwia Dominik en Pixabay

+Puesto que no me dan nunca nombres, identifico cariñosamente a nuestros Ángeles y guías con el nombre de Suikawari.

++De nuevo, el mensaje que me llega de un tirón, lo parto y estructuro con títulos para que sea más legible en el blog.

Share: