rabia-risa-mensaje-angeles-emilio-ramon-suikawari

 

Sal a la arena, y cuenta el chiste del siglo, súbete a la silla y cáete de culo, que la risa te inunde con cada nueva payasada, que los niños, que tu niño y la vida que los mece sabrán agradecerte esa energía que hoy entregas. Ánimo, payaso, payasa nuestra, la arena es tuya, el circo afuera.

 

Si estáis ya casi preparados para ver el sol de un salto, ¿por qué conformaros con vivir bajo las nubes?
Nueva comunicación de nuestros queridos Ángeles y guías+.

El Caballero de Espadas invertida  y XVIIII El Sol nos conducen al mensaje ++ de esta semana.

En canalizaciones anteriores estuvieron presentes metáforas como las de la vida como una sala de cine, un teatro, el arte, un campo de batalla, un océano… Esta vez nos hablan recordándonos el circo. Precioso símil para hablarnos de la oportunidad de reír.

 

Mensaje de Suikawari: La rabia y la risa

La rabia que te da, es la rabia que tú tienes. ¿Cómo se come eso? Así de simple. La rabia que te da es la rabia que tú tienes.

No descubrimos nada que no se haya dicho hasta la saciedad pero que, en efecto, corresponde y empata con una ley universal que dice que:

Lo que es arriba es abajo y lo que es adentro es afuera.

¿Por qué la rabia, queridos, queridas? Pues porque en este caballo de batalla en el que os montásteis hace tiempo esa emoción está y sigue tan presente que apenas acertáis a vislumbrar lo mucho que afecta en vuestro despertar y caminar.

 

La ley del espejo

Cabalgáis sobre campos de minas. El verde prado lleno de flores que se os brinda se convierte en una nueva explosión, y no de verde, de esperanza, como cabría esperar para homenajear a la madre naturaleza que tan generosa y obediente os obsequia un año más.

No dudéis ni medio instante en apagar cualquier brasa de dolor, de rabia que aún alberguen vuestros corazones.
Se convierte en una explosión de ira, rabia, por cada cosa que un hermano hace afuera y que inevitablemente remueve adentro.

Cada fibra, cada cuerda que se os tensa con el otro, sigue siendo fibra vuestra, soga vuestra. Porque desde vuestra mente dual y ese ego que sigue luchando a capa y espada por tener la razón, os perdéis el gran amor de la vida, el sol que sigue esperando a que vuestras nubes se disipen, a que nuevos vientos las manden a otro lugar, pues el vuestro necesita ya iluminarse, gozarse, recrearse.

 

cables-alta-tension

 

No dudéis ni medio instante en apagar cualquier brasa de dolor, de rabia que aún alberguen vuestros corazones, pues desde ahí os ancláis a la tierra, pero no en el sentido sano de la expresión, sino en el de sinónimo de peso, de pesar, de tristeza.

 

El pesar pesa

El pesar, el llanto innecesario, el darle vueltas y vueltas a lo que no va a dejar de ser por mucho que os pongáis a ello no trae más que peso, lastre, y desde ahí, ese anclaje a tierra es freno en vuestra evolución.

Si estáis ya casi preparados para ver el sol de un salto, ¿por qué conformaros con vivir bajo las nubes? Si ya vuestro corazón y vuestra alma anhelan el abrazo al enemigo, pues ya no pueden más de tanta separación y distanciamiento, ¿por qué se lo negáis, cuando está a un paso, a un abrazo?

Quitaos la máscara, la coraza, y dejad de ser guerreros de mente, para ser obreros de corazón, artistas de vuestro camino.

La casa que estáis construyendo, entre todos, debe forjarse desde los cimientos con amor, sin más dolor. Un dolor que sirvió, que aprovechó, una rabia que removió, que os hizo sentiros vivos, pero que ya, que ya no más, por favor.

 

El sol y las nubes

El Sol no espera, sigue dando lo que tiene, está siempre ahí para quienes desean ponerse a tomarlo desnudos, ligeros, livianos, para quienes se tienden en la hierba sin nada que hacer, sin nada que pese.

Y a la vez no está, se esconde tras las nubes de esas emociones que os empujan a otro nuevo precipicio innecesario.

 

Payasos por un día

Daos la vuelta, y caminad como el cangrejo un ratito, pues en ese «recaminar» y «retroandar» tal vez os veáis como los payasos tristes en los que os habéis convertido en este tiempo.

Levántante tras cada nueva caída y ríete de la trompada, ríe, ríe, amor.
El circo sigue su función, y nada podéis hacer para que pare, pero sí decidir si hoy vuestro payaso sale a la arena a llorar o a contar un chiste a los niños del mundo.

Imaginaos, veos en esa arena, rodeados de trapecistas, animales, niños esperando un recuerdo que grabar en sus retinas para siempre, en sus memorias. Fijaos la responsabilidad, y a la vez la simpleza del momento y la capacidad de llevarlo hacia el disfrute y hacia donde queráis.

 

payaso

 

Sois payasos por un día. ¿Qué le ofrecéis al mundo, a vuestro niño, a vuestra niña interior, que os mira con una enorme piruleta y ojos como platos, esperando el milagro de la risa?

Elige bien, cariño, pues el circo sigue, como te decimos, pero esta función, cada función es única.
¿Qué vais a hacer, a decirle, ahora que estáis ya en medio de la pista y el presentador os da paso? El domador de fieras se acaba de marchar tras su función, nadie salió herido hoy. ¿No es motivo de celebración?

Ríe, payaso, ríe como nunca, y que tu niño y los niños del mundo se contagien de todo eso que corre por tus venas y que nadie mejor que tú puede ofrecer, ni de la misma manera.

El circo sigue su función. ¿Dónde te pones, desde dónde haces hoy tu gracia o tu pena?

Elige bien, cariño, pues el circo sigue, como te decimos, pero esta función, cada función es única. Esta es tuya, este es tu tiempo, este es tu momento. No se lo entregues a nadie, no le cedas el poder de tu gran y enorme corazón de payaso listo a ningún payaso tonto. Primero porque no hay tal diferencia, segundo, porque en cuanto eres consciente de que ya no existen listos ni tontos, sino funciones particulares, es entonces cuando estás preparado, preparada para reír con fuerza por fin.

Sal a la arena, y cuenta el chiste del siglo, súbete a la silla y cáete de culo, que la risa te inunde con cada nueva payasada, que los niños, que tu niño y la vida que los mece sabrán agradecerte esa energía que hoy entregas. Ánimo, payaso, payasa nuestra, la arena es tuya, el circo afuera.

 

Despedida

Os amamos, esta vez la despedida no va a ser muy original, más bien es una «no despedida», pues quienes alientan desde aquí jamás se van de esa arena, siempre están contigo. Con que no olvides eso es bastante.

Levántante tras cada nueva caída y ríete de la trompada, ríe, ríe, amor. Feliz día.

Suikawari

 

rabia-risa-cita-mensaje-angeles-emilio-ramon-suikawari

 

El Caballero de Espadas invertida y XVIIII El Sol

El Caballero de Espadas tiene en uno de sus hombros una media luna que nos recuerda esa dualidad en la que la espada, símbolo de la mente y el ego, a veces pueden sumirnos.

El Sol habla también con ese muro de nueva construcción.
Los Caballeros en el Tarot implican un avance hacia el siguiente palo o estadio. Pero al salirnos invertida aparece como bloqueando o resistiéndose, yendo lentamente hacia ese movimiento de conquista de un nuevo paradigma, de una necesaria trascendencia.

En esta breve tirada ese Caballero y esa mente dual apuntan, aunque boca abajo, al arcano mayor de El Sol. Nuestro niño interior del que los guías hablan también en el mensaje, a través de la metáfora de la risa y del circo.

El Sol habla también con ese muro de nueva construcción. Ese muro que se está levantando y que aparece detrás de los niños hermanados en el amor incondicional una vez superada esa dualidad del ego.

Estas dos cartas sirven para esa metáfora del sol como símbolo de esa trascendencia y de las nubes como lo que nos separa de ella.

 

Notas

*Foto destacada y del artículo: arcano menor El Caballero de Espadas invertida y arcano mayor XVIIII El Sol, del Tarot de Marsella, Baraja Jodorowsky-Camoin, por Emilio Ramón. © suikawari.com.

**Foto de cables de alta tensión: Imagen de analogicus en Pixabay

***Foto de payaso de circo, Imagen de klimkin en Pixabay

+Puesto que no me dan nunca nombres, identifico cariñosamente a nuestros Ángeles y guías con el nombre de Suikawari.

++El mensaje que me llega de un tirón, lo parto y estructuro con títulos para que sea más legible en el blog.

Share: