3-bastos-tarot-marsella-jodorowsky-camoin

 

Ah, disfrutad de cuanto tenéis, porque llegará un momento en el que todo cambie. Pues la vida, el universo, así es y así se mueve: constante cambio e impermanencia.(…) Desde el otro lado del espejo os animamos a disfrutar de cada pequeño instante, pues no se repetirá jamás de la misma manera.

 

Qué bien empezar entre sonrisas para unirnos un poquito más, para encontrarnos un poquito más cerca y unir nuestros corazones y luces, ¿verdad?
 Y el mensaje ++ de nuestros Ángeles + y guías ha salido a partir de la carta del III de Bastos, que luego más abajo te comento. La semana pasada el VIII del mismo palo. Nos siguen lloviendo palos en este tiempo y parece que siguen «pintando bastos».

Hoy quienes hablan se muestran cercanos, como Ángeles de la guarda, o lo más parecido a esa idea que tenemos de lo que representa esa figura.

La canalización ha empezado con el siguiente diálogo, para insistir en esa cercanía de la que nos hablan hoy. La cursiva es su mensaje y partes del diálogo. Y con una sorpresa para mí, al reconocer ellos que la carta no la eligen ni hay nada preparado. Algo que me pregunté en anteriores mensajes.

 

Diálogo previo con nuestros guías

—¡Amigo, estás ahí! ¿Empezamos?

Estáis hablando con Dios, pues. ¡Línea directa, muchacho! ¿Qué le preguntaríais a Dios en esta noche estrellada?
—¡Vamos!

—¿Qué carta nos va a inspirar hoy?

—¿No lo sabéis ya de entrada, no la sacáis vosotros a través de mis manos?

—¡Nunca! Eso sería violar vuestro libre albedrío, teledirigiros. Tú juegas tu partida, querido, nosotros hacemos lo que podemos en cuanto sacas esa carta con «la mano de Dios», como tú la llamas, ¡jajaja!

Hacemos lo que mejor podemos en este momento. Canalizamos en modo jazz 🙂 O más bien tú. Qué bien empezar entre sonrisas para unirnos un poquito más, para encontrarnos un poquito más cerca y unir nuestros corazones y luces, ¿verdad?

—Absolutamente, maestros.

No, los maestros sois vosotros, sin duda, habéis aprendido mucho en todo este tiempo, en toda experiencia terrenal. Os merecéis un gran aplauso y un fuerte abrazo por nuestra parte.

Maestros de la vida… Nosotros hacemos lo que podemos desde aquí, para ayudaros un poquito a seguir adelante, a veros con más claridad, hacemos lo que podemos. 🙂

 

el-cielo-sobre-berlin-wenders-2

«El Cielo sobre Berlín». Wim Wenders. 1987. Gente en la calle. Chica mirando al Cielo.

 

—Las personas que lean esto quizá se sorprendan de vuestro sentido del humor, de vuestra humildad. Querrán saber de dónde llegan estas palabras, tendrán mil preguntas.

—¿Ya estamos con las firmas? ¡Jajajajajaja! Somos de donde queráis que seamos, pero básicamente vivimos en una ciudad llamada Amor.

Por eso daros más datos nos alejaría hoy de lo que vamos a hablar, pondría vuestra mente y vuestros egos a cien por hora en lugar de dirigirnos al corazón, desde donde debemos hablar y transmitir ahora.

Y desde ahí somos todos la misma cosa, la misma casa, el mismo origen: Dios. Estáis hablando con Dios, pues. ¡Línea directa, muchacho! ¿Qué le preguntaríais a Dios en esta noche estrellada?

—Dejemos que pregunten las cartas, que tan bien nos acompañan siempre desde que empezamos esta serie de mensajes, ¿os parece?

—Estupendo. Vamos allá…

 

Sale la carta del III de Bastos.

 

Mensaje de Suikawari: Brotar como la primavera

—Veamos… ¿por qué tenemos la sensación de que esta carta nos está hablando a nosotros esta vez y no a vosotros, queridos?

—¿Y eso, cómo puede ser? ¿Así lo sentís?

—De algún modo sí.

—¿Podéis explicaros, por favor?

—Veamos… La creación, que todo lo contiene, parte del número 3, lo sabéis. Parte de un deseo de reproducirse, de verse en el espejo de un tercero, para reconocerse, reaprenderse.

Desde ese lugar nosotros nos estamos cuestionando o recreando, comprendiendo un poco mejor al mirarnos en vosotros, en vuestras dudas, en vuestra desesperación, en vuestros anhelos…

 

el-cielo-sobre-berlin-wenders

«El Cielo sobre Berlín». Wim Wenders. 1987. Bruno Ganz como Ángel de la guarda.

 

Salir del encierro

Eso significa que somos uno para lo bueno y para lo malo.
Después de este tiempo de encierro, estáis deseosos de salir, de brotar como esa primavera que ha sido congelada. Y nosotros, sentimos de alguna manera desde aquí cierta tristeza que se opone a la alegría de ese amor y de ese Creador que compartimos. No podemos por menos solidarizarnos con vuestro dolor, sentirlo de alguna manera.

Y, aunque estamos aquí para daros ánimos, para infundiros valor, coraje, tened en cuenta que al ser parte de vosotros, de vuestro mundo y progreso, aunque vengamos de otros lugares, no podemos evitar sentirnos a veces un tanto apesadumbrados, y quizá no sea este el mensaje que esperárais recibir ahora.

Pero de alguna forma queremos transmitiros que si somos UNO con el Todo, aunque ahora estemos viviendo este instante de eternidad desde la noción de individualidad para comprender el proceso, eso significa que somos uno para lo bueno y para lo malo.

 

¿Sufren por nosotros los Ángeles y guías?

Aveces daríamos un brazo de luz, ¡jajajajajaja! por fumarnos ese cigarrillo con vosotros, por intoxicarnos de materia de nuevo y recordar qué se sentía
¿Pueden los guías, los seres de luz que os acompañan sufrir con vuestros desatinos y tropiezos, con los obstáculos que la vida os pone? Pues en cierto nivel sí.

Quienes estamos más en ese rol de apoyo cercano a vosotros, vuestros «Ángeles de la guarda» como a veces nos llamáis, estamos tan cerca de vosotros que podemos sentir vuestro miedo, olerlo, tocar vuestro dolor que nos llega en forma de energía y de colores.

Y por ese ser capaces de sentiros en toda vuestra dimensión, tanto de luz como de sombra, somos capaces de emocionarnos con cada paso adelante y apenarnos con cada paso atrás.

Qué le vamos a hacer, de alguna manera en esta dimensión de acompañamiento podemos sentiros tanto, que es a veces como si casi fuéramos humanos.

Como en esa película que al querido escribiente tanto le gusta, «El Cielo sobre Berlín«, a veces daríamos un brazo de luz, ¡jajajajajaja! por fumarnos ese cigarrillo con vosotros, por intoxicarnos de materia de nuevo y recordar qué se sentía. Por saborear una buena comida como las que tenéis la fortuna de degustar en el plano material y físico.

 

 
 

Abrirse hacia afuera

Ardemos en ese deseo del 3 de Bastos, en esa carta que desea explotar, parir, abrirse hacia afuera y participar de vuestra alegría, y que por tanto lo hará inevitablemente de lo menos bueno.

Porque sí, sabemos desde aquí, comprendemos o vemos el plan mayor, lo que vuestra alma vino a aprender. Estamos al corriente y os dejamos vivirla, porque es vuestra.

Nos limitamos a acompañaros, y en esa cercanía pues, nos volvemos un poco humanos por decirlo de alguna forma, aunque no tengamos cuerpo físico en este tiempo.

 

Disfrutar cada instante

Todo cambia, a la velocidad de la luz.
Ah, disfrutad de cuanto tenéis, porque llegará un momento en el que todo cambie. Pues la vida, el universo, así es y así se mueve: constante cambio e impermanencia.

rueda-fortuna-tarot-marsella

X La Rueda de la Fortuna y la impermanencia.

Y ese café que tanto os gusta cada mañana, esos churros con chocolate que disfrutáis con la familia. Ese pedazo de tarta o esa copita de buen vino con vuestra pareja, con vuestro amor, son de aquí, son de ahora, no para mañana. ¿Entendéis?

Desde el otro lado del espejo os animamos a disfrutar de cada pequeño instante, pues no se repetirá jamás de la misma manera. Viviréis otras vidas, recuperaréis otras familias, pero nunca serán la misma.

Las almas en el juego van cambiando. Y nunca un abrazo, una caricia, o la oportundiad de prepararle a vuestro ser más querido esa taza de té o esa suculenta comida que tanto le gusta, serán las mismas. Todo cambia, a la velocidad de la luz.

Desde aquí os decimos, ahora que podéis, y más allá de los sinsabores de un tiempo difícil que no os gusta en muchos aspectos, concentraos. Os pedimos que os enfoquéis en lo que tenéis, en los que tenéis a vuestro lado, y que os recreéis con cada instante.

¿Cuánto tiempo os queda aquí? Solo Dios lo sabe, ni siquiera nosotros.

Desde la humildad de estos ángeles de barrio que somos, de estos colegas que os toman del brazo para apartaros del precipicio cuando lleváis dos copitas de más.

Desde la posición de quien os recuerda la oportunidad del momento con un «¡Bésala, ahora! ¡Pues no hay mañana!». Desde la caricia de luz que os damos cuando estáis de bajón.

Desde ahí os animamos a saborear la vida que os ha tocado, y os damos las gracias por vuestro papel, porque también en nuestro servicio recibimos mucho de ese vuestro caminar.

Vuestro aprendizaje al otro lado del espejo es luz para nosotros también. Vuestros éxitos son nuestros éxitos. Hasta la victoria, juntos.

¡Disfrutad, amad, siempre, y nunca lo suficiente! ¡Hacedlo por nosotros! Esos que tanto os aman desde el espejo del amor. Os amamos, no lo olvidéis, amaos vosotros también, cada uno y a cada otro. Buenas noches, queridos; dulces sueños, queridas.
Un abrazo de luz.

Suikawari

 

mensaje-de-los-angeles-brotar-como-la-prmavera-suikawari
 

El 3 de Bastos

Esta carta nos habla, desde el palo de los Bastos, de energía sexual-creativa, de chispa y deseo creador. Y el 3, además de unirse como ya mencionan los guías en el mensaje al proceso de la creación del universo, también habla de alegría, explosión primaveral, de florecer, como esas flores que nacen del centro en el que se cruzan los tres bastos.

De salir del encierro del 2 en el que llevamos secuestrados demasiado tiempo en este invierno sin fin. De divertirse, de disfrutar de la vida como adolescentes, despreocupadamente.

Del arte, de invertir en nuestros proyectos, de comunicarnos con los otros, de expresar. De abrazar sin miedo.

 

Notas

*Foto destacada y del artículo: arcano menor del III de Bastos, del Tarot de Marsella, Baraja Jodorowsky-Camoin, por Emilio Ramón. © suikawari.com.

**Fotograma de Bruno Ganz sentado en la estatua del Ángel,  «El cielo sobre Berlín», Win Wenders. 1987.

***Fotograma de gente en la calle,  «El cielo sobre Berlín», Win Wenders. 1987.

+Puesto que no me dan nunca nombres, identifico cariñosamente a nuestros Ángeles y guías con el nombre de Suikawari.

++De nuevo, el mensaje que me llega de un tirón, lo parto y estructuro con títulos para que sea más legible en el blog.

Share: