yo-gano-dinero-como-escritor-emilio-ramon-perez-lopez

¿Es conveniente que tu sustento salga de tus dones y talentos…? Lectura Registros Akásicos.

 

… Porque el trabajar o hacer de tu modo de vida algo que no tiene nada que ver contigo, es casi como encerrarte en un ataúd, morir en vida.

 

Comparto esta lectura de Registros Akáshicos que hice para mí el día 5 de noviembre del 2019 sobre un tema que me preocupaba. Las imágenes son de mi paso en agosto por la ciudad de Melaka (Malacca), en Malasia.

Ser lo que quieres ser es alinearte con la abundancia. Ser lo que otros te aconsejan, o lo que la sociedad considera que debes ser, es hacerlo con la carencia.
Como es mía, publico la parte menos personal, y la más interesante para quien pueda leer esto.

También he partido la canalización, que llega toda de un tirón, para hacerla más legible en el blog.

Para saber mejor cómo funcionan en mi caso los Registros Akáshicos puedes leer estos artículos en la categoría del mismo nombre.

 

Hacer de tus dones tu sustento

Siento al pronunciar la oración de apertura de los Registros un “Podemos empezar”.

—¿Es conveniente buscar que tu modo de vida o sustento en la Tierra salga de tus dones y talentos o es mejor no ponerte presión y trabajar para vivir en algo ajeno para que esos dones fluyan limpios y solo cómo y cuándo deban manifestarse?

¡Alegría de verte por aquí de nuevo, querido amigo!!! ¡Nos congratulamos de nuevo de poder servirte, muchacho!

Vamos por partes. Lo que te preocupa en este instante es el cómo “sobrevivir”. Cuando debería de ser el cómo “vivir”. Estás haciendo la pregunta en modo supervivencia. Y desde ahí solo conectarás con la carencia, amigo nuestro.

¿No sería mucho mejor y más luminoso, más provechoso y productivo para tu alma, el que te hicieras la pregunta desde otro lugar?

 

La falta de aire nos pudre por dentro

Pensemos en una manzana. Una manzana podrida. ¿Por qué, o qué hace que se pudra?

bukit-china-melaka-suikawari-emilio-ramon

Tumba en el Bukit China de Melaka, Malasia. Por Emilio Ramón

A veces la podemos haber dejado encerrada, guardada en un lugar sin aire, donde la energía que le daba vida o la mantenía fresca ahora la ahoga, la oxida.

Lo mismo sucede con tu vida. Mírala como esa manzana.

¿Crees que tus dones y talentos van a fluir debidamente si te encierras o entierras en vida en un ataúd?

Porque el trabajar o hacer de tu modo de vida algo que no tiene nada que ver contigo, es casi como encerrarte en un ataúd, morir en vida.

 

 

Dudar de nosotros por falta de confianza o influencias externas

Nos extraña o sorprende que tú, que siempre has sentido eso, ahora te cuestiones esto, cuando es algo que deberías tener clarísimo.

Piensas ahora en términos de limitación. Lo único que debes pensar es en brillar, en dar al mundo lo que tienes.
 ¿Hay influencias externas que te estén haciendo dudar? Sopesa eso. Probablemente.

Esta pregunta lo único que delata es la desconexión, querido amigo, de tu ser profundo, de lo que desea tu alma. ¿Por qué en otros tiempos lo tuviste tan claro y ahora dudas de esa manera? ¿Qué ha sucedido para que se dé este fenómeno extraño?

Pregúntate en primer lugar qué es lo que siempre deseaste, y deja de preocuparte por la consecución de ese objetivo, por si hay o no hay medios a tu alcance.

Piensas ahora en términos de limitación. Lo único que debes pensar es en brillar, en dar al mundo lo que tienes. El mundo te dará de vuelta lo que necesitas para poder seguir dándoselo. Es así de sencillo.

 

Vivir en la Tierra, pagar las facturas

Ya, pero tú te preguntas, cómo haces mientras el mundo te envía todo eso. Tienes que pagar facturas (…) ¿De dónde sacas lo que necesitas?

Estás poniendo el foco en el punto equivocado. Porque el éxito que esperas en el mundo material depende justo de un factor que no has considerado. Del foco, del punto de luz al que miras.

¿Por qué estás mirando hacia lo que necesitas o puedes conseguir en este momento, según crees, en lugar de mirar al punto de luz de tu objetivo?

 

puente-paseo-melak-river-emilio-ramon

Puente paseo sobre el Melaka River. Melaka/Malacca, Malasia. Por Emilio Ramón. © suikawari.com.

 

No debes preocuparte de cómo llegará eso que anhela tu alma, si es algo que está relacionado con lo que mejor sabes hacer, con algo que es bueno para ti y para otros, tan solo confía en tu talento y en tus posibilidades.

 

Únicamente ten presente ese punto de luz que señala tu objetivo

Y en lugar de ponerlo en tu mente como algo distante ve acercáncandolo, acercándote. Haz ese objetivo algo cercano, posible, definido.

Solo desde tus dones llega y se manifiesta la verdadera abundancia.
Si está poco definido por la desconfianza o falta de autoestima, por no creer en tus posibilidades, se irá desvaneciendo cada paso adelante que dés. Y será de nuevo un paso atrás.

¿Quieres hacer ese libro? Hazlo, y no te preocupes más de cómo va a llegar el dinero para mantenerte, porque ese mismo libro te lo dará antes de lo que esperas. Pero trabaja duro con él, sin descanso.

 

Carpintero trabajando en un mural callejero. Calle de Melaka, Malasia. Por Emilio Ramón ©suikawari.com.

 

Alinearse con la abundancia

—Pero ese libro, a veces dudo si al ponerlo como algo que debo vender y que debe darme también un modo de vida o sustento, es más un deseo de mi ego, para lograr dinero, reconocimiento, que un verdadero deseo de mi alma. Tengo un conflicto ahí.

A veces ese fruto tiene un tiempo y tardará algo más en manifestarse.
¿Por qué, querido amigo? Hay de nuevo en ti una disyuntiva en cuanto a la carencia y la abundancia.

Ser lo que quieres ser es alinearte con la abundancia, ser lo que otros te aconsejan o lo que la sociedad considera que debes ser es hacerlo con la carencia. Porque solo desde tus dones llega y se manifiesta la verdadera abundancia.

No confundas con la inmediatez. El que algo que estés haciendo, en lo que trabajes, no dé fruto hoy, mañana mismo, no significa que no esté dando fruto. A veces ese fruto tiene un tiempo y tardará algo más en manifestarse. Pero en tanto lo sostengas en tu deseo y en tu mente, ese fruto seguirá creciendo y se mostrará ante ti en cuanto sea el momento.

—Gracias.

 

Cuál de nuestros dones elegir como medio de vida

—¿Cuál o cuáles de mis dones es el más adecuado para darme un sustento y salario, más allá del desarrollo y expansión del mismo?

Volvemos al mismo tema. ¿Cuál o cuáles de tus dones quieres hacer brillar?

No desconfíes de ti ni de tus capacidades ni un solo instante. Piensa, que todo eso que estás anhelando está ya creado en el momento en el que habita en ti, en tu mente y en tu corazón.
¿Todos? Porque sería absurdo tener habilidades que no van a dar fruto. ¿Para qué? Hazlos brillar todos.

Sí, no a la vez, por supuesto. Ponte pequeñas metas, pequeños grandes objetivos. Y simplemente haz una lista y estructura un orden de ataque, un plan. En el que quepan todos. Puedes hacer un esquema. Ordénalos, dales prioridad según tu sentir actual.

Pregúntate a ti mismo qué le urge más a tu alma entregar, y lánzate a por ese, pon el resto detrás en la lista y deja que vayan gestándose como el buen vino en la barrica de ese Jerez en el que habitas en este momento.

No desconfíes de ti ni de tus capacidades ni un solo instante. Piensa, que todo eso que estás anhelando está ya creado en el momento en el que habita en ti, en tu mente y en tu corazón.

 

vintage-green-cafe-melaka

Escribiendo en el Vintage Green Cafe, Melaka, Malasia. Por Emilio Ramón.

 

Crear estructuras, dar un paso diario hacia el objetivo

Si ponemos como ejemplo ese libro, que es lo que más te preocupa según hemos percibido, y algo en lo que no confías, en este momento sencillamente deberías ponerte a trabajar en él creando una estructura.

No hace falta que corras, pero sí que des un paso cada día hacia ese objetivo, por pequeño que sea. Que le digas a la gente que lo estás escribiendo. Que lo hagas realidad a partir de una serie de pasos encadenados, como ya has hecho con ese blog o tu diario. Pon la misma disciplina y orden y ponte a la tarea cuanto antes.

—Sí, gracias!

(…)

 

Revisar nuestra forma de movernos por la vida

¿Tenéis algún otro consejo al respecto para mí en este momento más allá de mis preguntas, o que las complemente?

Tú pones en marcha, creas, pero el universo te lo traerá en el momento más adecuado.
Sí, múevete como nunca (se refieren a este artículo que escribí desde Kuala Lumpur), ¿recuerdas? Relee aquello que escribiste.

Revisa siempre cómo te estás moviendo, tu actitud, la luz que desprendes. Esa es la gasolina para tu proyecto. Si lo haces con ilusión y confianza no debes temer por el dinero, llegará antes o después.

Y no te preocupes más por si ingresas hoy o mañana. Tú no manejas los tiempos del Cielo. Tú pones en marcha, creas, pero el universo te lo traerá en el momento más adecuado. Deja, pues, de sufrir con eso, y dedícate a crear esas estructuras mentales y prácticas, a regar esas actitudes necesarias, a abrirte al mundo, y el resto llegará por añadidura. ¿Estamos?

—¡¡¡Síii, muchas gracias!!!

(…)

 

Despedida

—¿Algo más?

No, está bien por hoy. Nos alegramos muchísimo de tenerte de nuevo por aquí. Y sí, ve trabajando en toda esta herramienta, y poco a poco podrás ir sacándole muchísimo más partido, ¡ya lo verás!!!

¡Hasta pronto, hasta siempre, querido amigo!

¡Muchas gracias, os amo!

¡Nosotros también, por descontado! ¡Aunque no te lo digamos mil veces, mil veces es!!!

 

*Imagen destacada de escritor trabajando en un libro que da dinero. Por Emilio Ramón. © suikawari.com. Tomada el 23-8-19, en una calle de Melaka (Malacca, Malasia).

**Imagen de Tumba en el Bukit China de Melaka, Malasia. por Emilio Ramón. © suikawari.com. Tomada el 25-8-19.

***Imagen de puente iluminado sobre el río. por Emilio Ramón. © suikawari.com. Tomada el 25-8-19, en el paseo del Melaka River, Melaka (Malacca, Malasia).

****Imagen de carpintero trabajando en un mural callejero. Por Emilio Ramón. © suikawari.com. Tomada el 23-8-19, en una calle de Melaka (Malacca, Malasia).

*****Imagen de cafe, ordenador y libros: por Emilio Ramón. © suikawari.com. Tomada el 29-8-19 en el Vintage Green Cafe, Melaka, Malasia.

Share: