gato-durmiendo-en-radiador

El estornudo de un estornino. Haikus de la ventana. Entrega 22

 

Lleno de planes,
sucumbo en esta tarde
al radiador.

Dos estorninos me han apremiado a publicar, ya entre margaritas rabiosas, este capítulo que va terminando con el periodo invernal y el recogimiento. Más abajo en los comentarios te cuento.

Con estas tres series de cuatro, uno y tres poemas, termina el invierno en esta historia, para dar paso en las últimas que publicaré en breve a la parte final de la primavera. Te dejo con las series de haikus.

 

Invierno y lluvia.
Temprano por las calles;
no se ve un alma.

Luna de enero,
no seas impaciente;
¡que es mediodía!

Antena monda,
¿dónde tus estorninos?
Tarde lluviosa.

Camino en mente…
Se encienden las farolas;
¡tardes tan cortas!

 

tejado-antena-arcoiris

 

Un avefría
hoy bajo mi ventana;
¡ya mismo nieva!

 

 

Llega corriendo.
Copos en la ventana.
¡Está nevando!

Lleno de planes,
sucumbo en esta tarde
al radiador.

Y ya de noche
no acierto a ver al tordo,
mas sé que está.

 

y-ya-de-noche-estornudo-estornino-suikawari-emilio-ramon

Foto Emilio Ramón © suikawari.com. 28-12-18, Cenes de la Vega, Granada.

 

La sombra, en la oscuridad de la noche puede darnos más miedo, convertirse en pesadilla en nuestros sueños…

 

CONTINUARÁ…

©Emilio Ramón Pérez López

 

Comentarios sobre la vigesimosegunda entrega

En Cariño (La Coruña), desde donde te escribo, no había visto en los dos meses que llevo aquí ni un estornino, y hoy, entre esas margaritas, ha echado a volar una pareja justo delante de mí. Señal clarísima de que toca abrirse a esa primavera y a la vida con todas las consecuencias.

Y es que no hay granizo que pueda con la primavera.
Ha sido tan simbólico y precioso… la pareja de estorninos, 2, echaba a volar. La época de recogimiento, de ir al interior en el 2 para conocernos mejor que representa este libro y ese pájaro eminentemente invernal, echaba a volar delante de mí en un verde lleno de margaritas incipientes.

El 2 quería dejar paso al 3 inevitablemente. Ese 3 que significa apertura, comunicación, relaciones, primavera, adolescencia, efervescencia, invitación a la vida, al baile, al disfrute y la celebración, a los sentidos.

Justo cuando al publicar esta entrega entramos ya en el mes de marzo (3) y una nueva primavera se acerca deprisa.

Los últimos fríos y granizadas no han podido acabar con las margaritas precoces que retraté a finales de enero en este artículo y foto-tanka, ni en el siguiente en el que hablé de no tener prisa, usándolas como ejemplo.

Y es que no hay granizo que pueda con la primavera, cuando ha llegado su hora.

 

Foto tomada en la ruta Cariño-Figueroa, 25-1-20. Por Emilio Ramón. © suikawari.com.

 

 

enero-no-es-mes-de-flores-emilio-ramon

Foto tomada en Cariño (La Coruña), el 2-2-2020. Por Emilio Ramón. © suikawari.com

 

 

Sobre los haikus

Tres series de jaikus no demasiado canónicos, aunque respetan el 5-7-5 sílbas y un kigo o palabra de estación explícita o implícita de alguna manera. Aún contienen imágenes que retratan el invierno y el recogimiento. En esta primera: invierno, lluvia, temprano. Esa idea del día aún despertándose, inacción, lluvia que no invita a salir.

Invierno y lluvia.
Temprano por las calles;
no se ve un alma.

 

En este segundo poema la lluvia hace que los estorninos se escondan, se recojan también, tan asiduos a tejados y antenas.

Antena monda,
¿dónde tus estorninos?
Tarde lluviosa.

 

En este tercero se repite la imagen. Pereza, luz artificial de farolas, tardes cortas, ausencia de luz que invita a quedarse en casa como la lluvia.

Camino en mente…
Se encienden las farolas;
¡tardes tan cortas!

 

Así sucede igual en la siguiente serie con este único jaiku. El avefría ya lleva en su nombre al invierno, resaltando ese febrero que trae tan cerca la primavera como puede traer la nieve en Granada.

Un avefría
hoy bajo mi ventana;
¡ya mismo nieva!

 

La última serie prosigue con esa imagen. Copos de nieve, de nuevo pereza, planes que quedarán en casa antes de materializarse, un radiador que se prefiere al frío que reina afuera…

Llega corriendo.
Copos en la ventana.
¡Está nevando!

Lleno de planes,
sucumbo en esta tarde
al radiador.

 

Sombras en la oscuridad

Y ya de noche
no acierto a ver al tordo,
mas sé que está.

 

El último de la serie es un contraluz, como la foto que lo acompaña. Ese pajarito rodeado de luz parece decirnos la clave, darnos la llave del tesoro.

La verdadera luz de la que es portador pasa por el aprendizaje a través de un bosque tan lleno de árboles, animales y cascadas de agua cristalina como de rayos de luz y de sombras.

Cuando la negrura de esta ave se confunde con la noche, acostumbrados a verlo en los tejados permanentemente, parece en una especie de ilusión óptica que ha desaparecido. Pero algo en nosotros lo intuye, lo mismo que todo eso que en nosotros sabemos que está también pero que preferimos dejar oculto por miedo a enfrentarlo.

La sombra, en la oscuridad de la noche puede darnos más miedo, convertirse en pesadilla en nuestros sueños. Pero si nos quitamos las gafas de sol de no ver, a la mañana siguiente el sol que nos despierta con la luz de la consciencia, nos dará el significado oculto de un trauma no resuelto, de un patrón heredado a sanar, de acciones pasadas que nos avergüenzan…

Cuanto antes levantemos la alfombra, para ver toda la mugre que dejamos debajo al barrer deprisa y corriendo, antes empezaremos a tener limpia y reluciente esa casa nuestra.

 

Si quieres leer las entregas anteriores del libro puedes hacerlo desde la etiqueta de El estornudo de un estornino.

 

Notas

*Imagen destacada de gato durmiendo sobre el radiador, cedida por Eugen Visan en Pixabay

**Imagen de antena y arcoiris cedida por Hans Braxmeier en Pixabay

*** Imagen de tordo o estornino por Emilio Ramón © suikawari.com. 28-12-18, Cenes de la Vega, Granada.

****Imagen foto-tanka de margaritas en el bosque, tomada en la ruta Cariño-Figueroa, 25-1-20. Por Emilio Ramón. © suikawari.com.

*****Imagen de margaritas con cita, tomada en Cariño (La Coruña), el 2-2-2020. Por Emilio Ramón. © suikawari.com

Share: