guitarra

 

¡Buenos días! Hoy solo quiero decirte que te amo. Sí, a ti. ¿Por qué miras para otro lado? Acaso crees que alguien lo merece menos que tú?
Solo quiero darte las gracias, por existir, por ser parte, porque siendo tú yo puedo ser un poco más yo, porque el ser yo, suena mucho más fuerte, se amplifica, cuando eres tú, cuando existes.

No, ahora es tiempo de hacer esto juntos, de sentir que cada cuerda de esta guitarra cósmica que somos, hace junto a otras el acorde perfecto.
Hoy solo quiero decirte que te amo, ¡sí, a ti! Por favor, mira solo en una dirección, hacia el centro de tu corazón. Ahí estoy yo, ahí estás tú, ahí ESTAMOS, SOMOS, con mayúsculas.

Porque esta bola del mundo se pararía como un autobús que se queda sin gasolina si decidieras bajarte. Dejaría de girar. «Nadie es imprescindible, si te vas el mundo seguirá girando, si te despiden de este trabajo otra persona cubrirá tu puesto», te han repetido. ¿Pero qué mierda es esa? Y perdóname por el lenguaje.

 

Juntos, mucho mejor

No, ahora es tiempo de hacer esto juntos, de sentir que cada cuerda de esta guitarra cósmica que somos, hace junto a otras el acorde perfecto.
No es cierto, no lo es. Eres imprescindible. Sin ti esto se acaba. Pero se acaba sin Ti, no sin el espejismo de lo que crees que eres, y que a veces, desconectado, desconectada, actúa como un autómata.

El trabajo que haces, si no lo haces desde el fondo de tu ser, si solo es un «bueno, es un sueldo, después seré lo que quiera», te convierte en prescindible, porque copias y fotocopias hay muchas. Pero TÚ, tú solo hay TÚ. Nadie más.

Que nadie da el consejo perfecto en el momento justo como tú, con las palabras justas.
Porque podrán decirte, si caes en la trampa de menospreciarte, que si te vas, que si te echan, no pasa nada. Incluso en el peor de los casos, si estás en el lugar equivocado, por miedo a llegar al que te va hacer brillar como nadie, incluso ahí eres una pieza del puzzle imprescindible.

Porque aquel día, ¿recuerdas? fuiste el karma de alguien. Aquel día nadie mandó a la mierda a tu jefe como tú, a la chingada, a la recontraputa que lo parió. Nadie lo hizo sentir como tú que debía controlar esos humos. Nadie tuvo como tú la oportunidad de llamar a aquella compañera que estaba enferma, y a la que fuiste la única que le dijo que se cuidara, que la echaban de menos aunque fuera mentira, una mentira piadosa.

 

Todos afectamos al mundo en que vivimos

¿Te das cuenta? Incluso en ese caso, en el peor de los casos, y allá donde no parecías necesaria, necesario, incluso allá dejaste una huella en el mundo, IMPRESCINDIBLE. Afectaste. Quizá hiciste daño a alguien, hasta deliberadamente. No te preocupes, también eso tuvo un sentido que el águila, el Gran Espíritu, Dios, sabe desde arriba que traía un para qué.

 

camarera-sonriente-prepara-bebida

 

¿Te has dado cuenta ahora de que no me queda otro remedio que darte las gracias por existir, que no me queda otra que amarte?
¿Te has dado cuenta de que nadie hace esa tarta, esa torta como decís en América, que nadie la entrega con la sonrisa que tú dedicas?

¿Que a nadie le crecen las plantas como a ti?, porque les hablas, porque les cantas…

¿Que nadie arregla un coche como tú?, que solo con verlo entrar por la puerta del garaje ya sabes qué tripa se le ha roto.

Que nadie acompaña a esa persona mayor, a ese familiar, como tú. Nadie da tanto sentido a una vida que para otros ya no merece la pena.

Que nadie da el consejo perfecto en el momento justo como tú, con las palabras justas.

Que nadie ha hecho crecer a esos hijos con la responsabilidad y amor que tú has puesto.

Que nadie ha servido en ese bar unos cafés, los ha entregado, con tanto amor y tantas sonrisas como tú.

¿Te has dado cuenta ahora de que no me queda otro remedio que darte las gracias por existir, que no me queda otra que amarte? Porque sin ti, esto se para, o como mínimo toma otra dirección.

Hoy solo quiero decirte que TE AMO, sí, a ti. Gracias.

 

Notas

*Imagen destacada de guitarra, por Daniel Kirsch en Pixabay

**Imagen de camarera sonriente por LuckyLife11 en Pixabay

Share: