bosque-eucaliptus-a-basteira

 

No debía dejarla en ese bosque sino llevarla conmigo para compartirla…
Y, después de más de 40 días de naturaleza proscrita para los seres humanos, subir por ese monte de eucaliptus de nuevo me ha provocado una honda emoción.

He abrazado un árbol, agradeciéndole el estar ahí. Yo no tengo miedo, he sentido que me susurraba, no lo tengas tú tampoco.

De pronto, mientras subía por esta carretera con el mar a mi izquierda, alguien me pedía repetidamente: —Llévame contigollévame contigo…

Pero… ¿Quién? ¿A quién?

Como diciéndome que no me olvidara de llevar siempre conmigo este precioso sentimiento, ahí estaba, y firmaba para mi sorpresa, convencida de que no debía dejarla en ese bosque sino llevarla conmigo para compartirla con el mundo…

 

 

dualogo-llevame-contigo

 

Duálogo

—Llévame contigo… llévame contigo…

—¿Quién? ¿A quién?

—Llévame contigo… llévame contigo…

—¿Pero quién?

—Firmado: La Alegría.

 

Notas

*Foto destacada de bosque de eucaliptus en la ruta Cariño-A Basteira, por Emilio Ramón. Tomada el 2-5-20. © suikawari.com.

**Foto de bosque de eucaliptus en la ruta Cariño-A Basteira junto a duálogo, por Emilio Ramón. Tomada el 2-5-20. © suikawari.com.

Share: