amar-y-ya-sofi-bastidas-dibujo-hada

 

Pues bien, recordad ahora, Reinas sin corona: las hadas existen, lo mismo que la corona de Reinas que rueda por algún anticuario.
Al día siguiente, lentamente van llegando a mí desordenadas las frases de esta conversación con un ser elemental, quien ya nos dijera en uno de los mensajes de los Ángeles que las hadas existen. +

Al recibir el mensaje que te dejo enlazado debajo «Mensaje de los Ángeles: Reina por derecho» (la cita de entrada es parte del mismo), creí que se trataba de alguno de mis guías o de Ángeles, como de costumbre. Pero imágenes de hadas llegaron a mí estos días constantemente, incluso alguien en Facebook me escribió mostrándome la foto de una, pidiéndome que ya que yo la había publicado, les explicara un poco más sobre estos seres si podía. Pero, ¡no!, esa foto no la puse yo. Así que rechinó tanto esta «confusión», que me hizo de confirmación de lo que sospechaba.

No es la primera vez, de hecho me sucede muchas veces, que un «error» como este llega para llamarme la atención a modo de sincronicidad o señal, para confirmarme algo o darme una información sutil.

Voy ordenando como piezas de un puzzle las frases que recuerdo casi literalmente de esta interacción breve pero muy bonita, con un precioso y pequeño ser de luz que anda desde hace semanas revoloteando cerca de mí, y a quien agradezco enromemente sus consejos y sabiduría, su alegría y su cariño.

Mientras le cuento a Sofi Bastidas sobre los mensajes recibidos, y las sincronicidades fuertes que me confirman que vinieron de un hada, siento que este ser está aquí y una vocecita eufórica me llega. Este dibujo de Sofi es el resultado de cómo percibió ella ese momento en el que canalizamos juntos.

 

Amar-y-Ya-Sofi-Bastidas

«Amar-y-Ya». Sofi Bastidas. Lápiz acuarelable sobre papel. Agosto 2020.

—¿Eres tú, eres un hada?

¡Siiii! ¡Hooolaaaa! ¡Qué contenta estoy!

—¡Hola! ¿Puedes decirnos tu nombre?

Las hadas no tenemos nombre.

—Vaya… nos quedamos sorprendidos. Parece que no es el momento de saberlo quizá, nos decimos, aunque desconocemos tanto sobre estos seres todavía al respecto…

—Quería preguntarte: los mensajes + del otro día, ¿me los diste tú?

—¡Así es!

—¿Por qué?

Los necesitabas en ese momento 🙂 (sigue una parte más personal que obvio).

—¡Gracias!

—Me gustaría preguntarte algo… ¿Puedes como hada estar aquí en nuestro plano, que tiene una dimensión o vibración tan grosera y densa para vosotras?

No estoy, Soy.

—Ah, parece que quiere decir que no necesita estar en nuestro plano, sino que conectamos con ella por vibración—, dice Sofi, intentando interpretar esa enigmática respuesta.

¡Así es! Estoy tan contenta…

(Nos reímos, se percibe su alegría, es como muy dicharachera, Sofi empieza a verla revoloteando a mi alrededor, dice que como si fuera una especie de luciérnaga).

—¿Puedo preguntarte si te está dado decirnos algo sobre la situación actual que vivimos en la Tierra, sobre si se va a resolver favorablemente para los seres humanos?

(se hace un silencio)

No me está dado… Pero solo puedo deciros que todo va a estar bien.

—Esta hada se mira al espejo como un poco chulilla y tiene una vocecita lejana y chillona, como de niña, muy graciosa…—me río bromeando con Sofi.

¡Eh! ¡Un poco de respeto, por favor! Si me voy dejando la palabra respeto en forma de jarrón con flores sobre esta mesa mi misión se podrá dar por cumplida. Respeto, todos los seres merecen respeto. Y ahora, disculpadme, pero me esperan.

—¿A dónde vas?

¡Al mundo de las hadas! ¡Hasta pronto, queridos!

—Respeto… —nos decimos—. Ese es el mensaje para hoy: respeto a todos los seres. Precioso. Quedamos agradecidos.

Mensaje de un hada. Canalizado la madrugada del 8-8-20 al 9-8-20.

 

Notas

*Dibujo de hada: «Amar-y-Ya». Por Sofi Bastidas. Lápiz acuarelable sobre papel. Agosto 2020.

+Uno de los dos mensajes a los que me refiero lo publiqué bajo la etiqueta de «Mensajes de los Ángeles».

Mensaje de los Ángeles: Reina por derecho

 

Share: