Cómo descifrar con el Tarot el mensaje de un sueño que apenas recordamos

    A la hora de interpretar sueños es bueno conocer los mecanismos de interpretación, los símbolos universales, el cómo trabajar con los símbolos personales… Pero si no sabemos sobre el tema y, en cambio, sí tenemos conexión y mano con el Tarot, podremos usarlo como aliado a la hora de interpretar, y nos basaremos en su simbolismo. Si, además dominamos ambos terrenos, ya no se nos escapará nada de lo que nuestro inconsciente quiera ponernos sobre la mesa. Estoy hablando exclusivamente de interpretar sueños relacionados con el inconsciente, no de sueños lúcidos, premonitorios, viajes astrales, etc. Todo eso es harina de otro costal.   Sueños con mucha información Cuando tenemos un sueño largo, con mucha información, tenemos que prestar atención a cada símbolo, pero las claves del mensaje del sueño nos las darán los símbolos o el símbolo que más se repiten. Ahí estará el mensaje encriptado por nuestro inconsciente. Si hay muchos símbolos, puede hablarnos a distintos niveles, pero cuando nos perdemos un poco con tanta información, la clave principal estará en la carta que pusimos bajo la almohada o en la mesilla de noche sobre la libreta. Esa carta que usamos para que nuestro inconsciente incubase el sueño. Si analizamos bien la imagen, seguro que tiene algo que ver con el sueño, y con la idea de lo que nos quiere transmitir.   Sueños breves Al revés de lo que pudiéramos pensar a priori, un sueño breve (o más bien el recuerdo breve de un sueño que no sabemos lo largo que fue) nos dará más fácilmente la respuesta que buscamos. No hay tanta paja que separar, vamos directos al grano. Si en un sueño tenemos tres páginas escritas en las que aparecen varias personas, animales, lugares, colores, etc, tenemos una buena información. Aunque no siempre más es mejor. A menudo la respuesta que necesitamos se puede condensar en una idea, y el resto es el inconsciente recreándose y dándole vueltas y vueltas por si no teníamos bastante y aún no lo hemos entendido. Si hay muchos detalles y personas, nos costará más no perdernos entre esa paja que a veces puede despistarnos, sobre todo si no tenemos práctica aún a la hora de interpretar nuestros sueños.   Sueños con apenas una palabra, una sensación A veces despreciamos lo que recordamos al despertar de un sueño pues nos parece poca cosa, insignificante. Porque apenas nos llega una palabra, una frase, una imagen o una sensación; datos aparentemente confusos. Intentamos recordar el sueño y parece no haber manera. Nos agarramos antes de que se borren las últimas huellas a lo que podamos recordar, parezca tener sentido o no. El que no retengamos el sueño completamente, o no recordemos más que algún dato confuso, no hace inútil escribir lo recordado. Al contrario, tenemos poco, pero algo seguro a lo que agarrarnos, y a veces nos llevará directos a la emoción, recuerdo o problema que nuestro inconsciente nos presenta para que lo hagamos consciente y lo empecemos a sanar. Aquí tenéis un ejemplo de cómo, con lo mínimo, ayudados de la carta que incubó el sueño, lograremos ir al meollo de la cuestión con muy poco. El sueño es mío, así que nadie mejor que yo, que conozco y observo diariamente este proceso, para certificar que la interpretación es correcta.   Incubando sueños: I El Mago invertida De mi diario:   Sueño de esta noche con I El Mago invertida. Ya día 10, tenía puesto el despertador a las 10. Me despierto unos minutos antes y voy al baño. El 10 reducido en numerología es igual a 1. 10/1=El Mago. El nuevo comienzo de este cambio de ciclo que se está dando parece que me da miedo.   Deconstruyendo el sueño Vemos como, de entrada, hasta las horas en las que escribo inconscientemente, o en las que sucede el sueño se sincronizan mágicamente con el número 1 de la carta del Mago. No es casual soñar eso ese día concreto. Todo se da de la mejor forma para nuestra mayor comprensión. El 10 es la Rueda de la Fortuna del Tarot, el cambio de ciclo en numerología también. Y el 10 reducido el 1, el nuevo comienzo. ¿Ciudadanos? Equivale a la gente. Ciudadanos es un partido político, y yo no me fío de los políticos, es decir, no me fío de la gente. Gente de la que no me fío, que me da miedo en este lugar… Conexión con memorias de acoso escolar, el símbolo refleja antiguos miedos de infancia que regresan para ser sanados. I El Mago invertida, aquí me sugiere el niño que se siente acosado, indefenso. El Mago puede simbolizar también el comienzo de la vida, la infancia. Ciudadanos también es uno de los partidos que, supuestamente, nacieron para cambiar la realidad política española, para resetear el sistema establecido, romper lo viejo para empezar de cero (10-1, cambio de ciclo y nuevo comienzo). Ciudadanos, como sinónimo de política lo es también de hablar a la gente. Y El Mago es un «bateleur», traducido literalmente un «malabarista». El antónimo del mago sería el estafador, el embaucador, un prestidigitador trilero del que no nos fiamos, podría simbolizar el engaño, alguien de quien no nos podemos fiar. Aquí va unido a la palabra «Ciudadanos», que es sinónimo de gente. El Mago también puede ser en negativo el autosabotaje. Así que, en este caso, teniendo en cuenta que cuando aparecen en los sueños vecinos que nos cierran la puerta, llamadas a la policía que no nos hace caso, y similares, quiere decirnos que la solución está en nosotros mismos. Es decir, que dejemos de sabotearnos por miedo al qué dirán de nosotros, a si alguien reaccionará mal a lo que decimos.   Atención a la emoción Nadie puede estar por mí. Hay gente pero no me fío de ella, siento que estoy en un ambiente hostil, y me siento desamparado. Me siento solo entre la gente. Miedos de infancia por haber sufrido acoso por parte de determinada gente regresan para … Sigue leyendo Cómo descifrar con el Tarot el mensaje de un sueño que apenas recordamos